Opinión

No reseño, recomiendo.

Una de las cosas que me gusta de mi faceta como escritora es la de lectora crítica. Además, me encanta también recomendar las lecturas que hago de los trabajos de otros compañeros del gremio. Esta actividad, en la que recomiendo lecturas en mis redes sociales, es algo que me propuse desde el momento en el que empecé a conocer más a fondo este mundillo de los autores independientes. Desde un primer momento mi idea, por un lado, fue aprender con la  lectura de  otros escritores y, por supuesto, recomendar a los lectores aquellos trabajos que más me han llamado la atención por una trama bien llevada, una buena documentación, sintaxis y ortografía correcta, con un tratamiento adecuado de los personajes, una línea temporal bien organizada, con descripciones en su justa medida, buena documentación y sin anacronismos. Esos son los puntos en los que me fijo, en teoría, a la hora de recomendar una novela a otros lectores, porque antes que escritora, ya era una devoradora de libros. Ahora mismo, el único alimento que mi cerebro necesita para mantenerse activo es una buena lectura.

¿Por qué digo en teoría? Porque si estuviera contratada por una revista literaria así sería como plasmaría mi reseña que incluso podría llegar a ser una crítica. Pero como no es el caso, lo que en realidad hago es recomendar y por eso prefiero hacerlo de una forma sencilla que anime a otros lectores a leer ese libro que tanto ha llamado mi atención. La idea no es profesionalizarme, sería una locura y no estoy cualificada, sino expresar de una forma sencilla el porqué un libro me llama la atención y me gustaría que otras personas lo leyeran. Para ser más profunda existe la formación de crítico literario y no tengo en mente dedicarme a ello.

He visto aquí y allá personas en las redes sociales, que hace unas indicaciones para recomendar libros que parece que todo el mundo es crítico de la guía Michelin cuando lo más sencillo es decir el libro me ha gustado por dos o tres razones sencillas y comprensibles para el común de los mortales, ya que el 80% de los lectores que nos acercamos a una novela no pedimos más. Solo tenemos interés en que nos den dos o tres pinceladas, no que nos cuenten todos los pormenores de la historia desmembrando y pormenorizando e, incluso, destripando con spoiler toda la trama. No es necesario.

Siempre hay que tener en cuenta que una reseña, una crítica y una recomendación son tres cosas distintas y está claramente explicado en muchas páginas sobre técnicas de crítica literaria, por lo tanto no es una cosa que yo diga. Voy a intentar buscar la definición de los términos de una forma sencilla para que entendáis que es lo que yo hago:

  • La reseña es un género de opinión sobre una obra de arte o un producto cultural, con la finalidad de orientar a los consumidores. Y va orientada al público en general.
  • La crítica es un género periodístico a cargo de profesionales dedicados a distintos temas culturales. Es un análisis especializado de una obra y su relevancia histórica o estilística. Y va a un público minoritario y especializado, ya que suelen ser más densas.
  • La recomendación de libros es un comportamiento propio de lectores experimentados, que requiere del contacto frecuente con los libros, de un conocimiento de las preferencias personales en torno a la lectura y de un deseo de compartir vivencias relacionadas con la práctica de la lectura

Mi caso, y de la gran mayoría de la gente que publica comentarios sobre libros en las redes, sería un híbrido entre reseña y una crítica, algo muy personal, que da lugar a una recomendación, que, seamos serios, es lo que en realidad la gente quiere. A los lectores, como a mí, les interesa que alguien que haya leído a un autor, les indique si vale la pena gastar su tiempo y dinero en la lectura de un libro. Pero explicado de una forma clara y concisa, casi en los 240 caracteres a los que nos hemos acostumbrado en las redes sociales y poco más. No hay que hacer un ensayo, para eso dejo a la gran autora Espido Freire, y es suficiente con expresar, con unas breves pinceladas, el porqué un libro nos ha llegado tanto que queremos que otras personas disfruten como nosotros. Y si no nos ha llegado no hace falta recomendarlo, es mejor dejar la opinión, que hay tantas como culos, en estos casos guardada para una mejor ocasión porque, a no ser que ya te metas en profundidades, mejor que sea el tiempo el que nos dé la razón de si un libro en realidad no vale la pena recomendarlo. Hay tantos lectores como libros y no todo el mundo es exigente a la hora de leer una novela, por lo que no vale la pena ganarse inquina por una tontería como el poner que un libro es malísimo si no se fundamenta a fondo y no se es crítico literario.

Y como hoy va de recomendar lo hago con el ensayo de Espido Freire titulado Tras los pasos de Jane Austen, donde la autora española nos desgrana la vida de otra gran escritora de todos los tiempos, acercándonos a una mujer adelantada a su tiempo, en una mezcla entre ensayo y libro de viaje para hacer una lectura diferente de la novelista británica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s