Opinión

Entrevistando a una gran lectora: @unarosaentulibrería

Hoy nos acercamos a otra lectora, Sarai, en esta segunda entrevista a lectoras, que se desarrollarán en mi blog. Tras bastante y buenos ratos de conversación la primera cuestión, con la que iniciaríamos la charla sería, ¿cómo surgió el nombre con el que se te conoce en las redes? Ya que descubrí que, tras la librería, no hay una rosa si no dos y eso es algo interesante para comenzar este diálogo como pregunta de inicio.


La verdad es que este no fue el nombre con el que abrimos la cuenta, como sabes detrás de @Unarosaentulibrería somos dos, Patricia y yo (Sarai). Patricia es mi cuñada pero no es la compañera que vosotros conocéis como @Antonella_en_letras, que casualmente tiene también el nombre de Patricia.
Bien. Cuando empezamos, nos pareció una idea genial hacer un «mix» con los nombres de nuestros autores preferidos, Shakespeare y Lorca, el resultado fue Shaklor. Y sí, rápidamente vimos que ese nombre aparte de recordar a una famosa cantante… ¡Era horrible! Fue entonces que buscamos algo que nos representara y vinculara un poco más directamente a la literatura. Y ahí  surgió lo de mezclar rosas con libros, porque el vino quizá era demasiado.

Pues mira esa opción no hubiera estado mal, porque uno de los maridajes que más me gustan es el de los libros y los vinos, pero eso ya lo he comentado en otra entrada. Ahora vamos a los hechos interesantes de tu día a día, ¿siempre te ha gustado leer o es algo que ahora haces más a menudo gracias a los libros electrónicos?


Estudié filología y amo la palabra escrita.  Ese amor lo llevo en las venas desde que nací. He de reconocer que gracias a mi profesor de Lengua y Literatura, Esteban Martínez, ese  sentimiento creció y floreció hasta convertir las palabras en una forma de vida.
Respecto a los libros electrónicos, puedo decir que me ayudan a acercarme a nuevos autores, pero si el libro me gusta, tenerlo en papel es casi una necesidad.

Me imagino que eres de las personas que hasta te influye en el ánimo ese olor tan peculiar que tienen los libros, aunque a mí me marea un poco entrar en una librería porque los quiero todos y no sé por donde empezar, por lo que entiendo ese amor que tienes por los libros. Y volviendo a nuestra conversación, ¿tienes algún género que te guste más? ¿Cuál es? ¿Qué género nunca te has leído y no tienes intención de hscerlo?


La poesía. Siempre será mi motor literario, mi medio inmediato, allí donde refugiarme. Ya lo decía Lorca «La poesía no quiere adeptos, quiere amantes». Así es mi relación con ella.
Así mismo, me gusta leer thriller, romántica, disfruto mucho con la erótica…
No reniego de ningún género pero, sí es cierto que, no me siento cómoda con las distopías, especialmente aquellas que hablan de un mundo mecanizado y el triunfo de las máquinas. Aunque, si me la cuentas con un vocabulario cuidado, quizá caiga a tus pies.

Es cierto que dependemos mucho de la pluma que haya detrás de la historia. Una cosa que me interesa es el origen de las cosas, para eso soy analista y creo que todo tiene una causa y da lugar a un efecto. Así mi siguiente cuestión es, ¿qué te motivó a opinar sobre lo que lees y subirlo a las redes sociales?


Llegamos a las redes en plena pandemia, buscando pasar tiempo, aislarnos de la realidad, ilusionarnos con algo que, ya antes, nos llenaba el corazón.

Pero claro, el entrar en el mundo de los lectores, escritores y bookstagrammers supone hacerlo en un mundo complejo donde, es posible que, expresar tu opinión conlleve choques con otras personas que no opinan lo mismo que tú. ¿Qué es lo que más te gusta de tu contactos con otros lectores y escritores? ¿Qué es lo que menos te gusta de esa relación directa con lectores y escritores?


Siempre es agradable compartir opiniones, puntos de vista y conocimientos. Eso ya es una agradable ventaja que tiene el estar en Instagram.
Más allá de eso, he tenido la suerte de conocer a gente maravillosa. Autores increíbles, de trato cercano, amable, siempre dispuestos a escuchar tu opinión, a contarte secretos en la creación de su obra, sus manías al escribir, y eso para mi vena cotilla es genial.
Conocer lectores, con gustos afines, con los que pasar horas comentando un párrafo, con quien bromear y que entienda por donde vas. Y como no, coincidir con mis opinionistas, crear el Sindicato, tener el descaro de inventarnos hasta una palabra, esto simplemente ha sido un regalo.
La parte fea, pues existe, pero es mejor ignorarla, simplemente diré que no hay más ciego que el que no quiere ver, y no hay más tonto que el que pisa la mano que le tiende ayuda.

Mi abuela diría que: el infierno está empedrado de desagradecidos. Reflexiónando he pensado que el mostrar tu opinión, cara al público, habrá supuesto situaciones de todo tipo en tu relación con los escritores y otros lectores, ¿qué anécdota curiosa has vivido al relacionarte con los autores tan mano a mano?


Tengo unas cuantas, pero son inconfesables a la par que maravillosas, pero te cuento una de las más entrañables. Hicimos unos Rosilleos a Mara, de Lourdes Tello. Al decirme Mara, yo con toda la ignorancia del mundo, le solté pues cuando puedas me pasas una foto de la chica, a lo que Lourdes me dijo, Mara es un chico, y madre mía qué chico!!! Ahora me río, pero entonces no sabía dónde meterme. Con Lourdes ya me disculpé, sigo esperando coincidir con Mara para hacerlo con él, y declararle mi amor eterno.

Entiendo perfectamente esa anécdota. Lo de el protagonista masculino de la novela de @LourdesTello también lo he sufrido yo, aunque por otros motivos que vosotros y Lourdes ya conocéis y que no dejan de ser curiosos, pero lo que en realidad me interesa es, en tu caso, ¿cómo te animaste a organizar y/o participar en Lecturas Conjuntas?


Viendo un directo de Pilas de libros, me pareció muy interesante y divertido, y ahí que fui. Luego descubrí a @Antonella_en_letras y hasta hoy. A organizarlas me animé porque lo hago con Pilas, en nuestra aerolínea Pilasrosiles porque posiblemente yo sola no lo haría, soy demasiado caótica para organizarlo.

Me parece muy interesante eso de la aerolínea de Pilasrosiles algo que me indica que te gusta tanto viajar como leer. A fin de cuentas, siempre digo que, a falta de viajes siempre tenemos un buen libro. Pero siguiendo el hilo de esta entrevista, ¿qué es lo que te guía para elegir un libro o descartarlo a la hora de su lectura?


El autor, género, la portada, la sinopsis. Si conozco al autor voy a tiro fijo, no leo sinopsis y la portada me puede parecer mejor o peor, pero me da un poco igual. Si estoy paseando y una portada me llama, normalmente se viene a casa conmigo, ¡menudas mierdas he comprado con ese criterio!, por eso, cada vez más, intento leer la sinopsis. Otro caso es que conozca al autor, no a su pluma, entonces suelo dejarme guiar por las sensaciones, y no suelo equivocarme. Es decir, muchas veces leo catástrofes que estaban ya anunciadas. Pero otras, me devuelven la fe en la literatura, ¡qué maravillosas esas veces!

Todos tenemos ego es algo que nos ayuda a sobrevivir porque está muy ligado a la autoestima, el problema es cuando el ego afecta tanto que no admitimos ni la más mínima crítica. Pero ojo, no hablo de críticas relacionadas con el gusto sobre un tema tratado por un autor, para eso los colores, siempre se ha dicho. Vamos a madurar y pensemos en una crítica relacionada con la técnica, algo que cualquier que se llame escritor debería conocer un poquito antes de lanzarse a publicar o escuchar a alguien que tenga idea el en tema para que lo aconseje. Por lo tanto mi pregunta en este caso sería, ¿qué dificultad te supone comentar tu opinión sobre los libros que lees a la hora de publicarlo en las redes?

Primero, soy una persona con sus gustos, su criterio y como todas las opiniones, la mía es subjetiva. Normalmente solo opino sobre aquello que me gusta, o creo que tiene una mínima dignidad, lo que no, directamente lo ignoro. En ese sentido, no he tenido problemas. Ahora bien, cuando de lo que hablamos son obviedades irrefutables, faltas de ortografía, tramas que nunca se cierran, anacronismos… Aspectos demostrables. Siempre intento hablar con el autor en privado, y la verdad es que casi nunca he tenido problemas. El problema viene cuando te ponen en duda, cuando cuestionan los argumentos, es entonces, cuando llegan los problemas. En ese momento, y por arte de magia, dejas de ser un hadita de los bosques y te conviertes en la bruja que hiere y humilla sin piedad. Y la verdad, ni soy un hada ni una bruja. Intento ser fiel a mis principios y nunca traicionar a mi amor y respeto hacía la palabra escrita.

Creo que de esos casos que comentas sobre las críticas a la técnica a la hora de escribir y carecer de ella tengo algunos en mente en estos momentos, pero en tu vida como lectora, que no deja de ser lo que en realidad nos interesa,  ¿has leído algún libro y has pensado que mejor no opinar sobre él? ¿Cuál ha sido el motivo si te ha pasado?


Unos cuantos, como te decía y el motivo de no opinar sobre ellos es simplemente, que no me merece la pena perder tiempo.

Estos meses han sido difíciles para muchas personas, pero tenemos grandes esperanzas para el 2022, ya que te veo una persona positiva igual que lo soy yo. Tras ponernos en situación, ¿cómo valoras tu experiencia en estos meses del 2020-21 en los que has opinado sobre los libros que has leído? ¿Qué ha sido lo que más te ha gustado? ¿Qué ha sido lo que menos?


Maravillosa, este mundo no solo me ha permitido conocer autores con una calidad increíble y descubrir historias brillantes. Incluso compartir momentos literarios geniales con otros lectores, aunque suene cursi, ñoño, o como lo quieras llamar, pero estos momentos me regalan vida, y su valor para mi es incalculable. De todo, si he de elegir, me quedo con mis opinionistas, me quedo con mi Sindicato.
Obviamente también tiene su parte negativa, podría decir que las «pseudomafias» de palmeros y bailaores, de las que se rodean muchos «autores», es lo más feo que he encontrado. Pero hay algo más feo y que me entristece mucho más, y es el daño que hacen estos «autores» a la literatura, porque a fin de cuentas con su actitud la infravaloran, la desprestigian y la pisan… No señores, aunque Amazon lo afirme, no todo el mundo puede escribir. No todo el mundo tiene derecho a llamarse autor.

Incidiendo un poco más en lo que nos está tocando vivir que es un poco complejo, pero te veo una gran luchadora que busca siempre estar en activa. Mi siguiente cuestión sería orientada a, ¿qué proyectos tienes cara a este 2022?


El proyecto más importante, es tirar hacia delante con el Sindicato, que ya inició su rodaje, para expresarnos, dejar constancia de qué somos y qué creemos. Interactuar, comentar, reír, disfrutar
En el plano personal, voy a intentar empezar a decir NO.

Es cierto que para personas que son muy empáticas el decir que NO es complejo y al final acabas cayendo en la trampa de: mientras a todo digas que sí, eres maravillosa pero como falles una sola vez, ya eres, como comentaste más arriba la madrastra de blancanieves o la bruja Maléfica del cuento. Por lo tanto, teniendo en cuenta que eres humana y no puedes dividirte en cinco para atender a todo el mundo. ¿Cómo es tu día a día como lectora que opina sobre lo que lee en las redes? ¿Tienes horas determinadas para la lectura? ¿Apuntas lo que te interesa de lo que lees? ¿Esperas para acabar y rápidamente das tu opinión?¿Lo dejas reposar y cambias de libro?


Soy un caos, nada metódica, además tengo dos terremotos en casa. No puedo, aunque pudiera creo q tampoco lo haría eso de fijar un tiempo a leer. Sí, es verdad que, me gusta levantarme temprano, antes que los demás para leer y tener mi tiempo. Aunque a  veces ni así lo consigo.
Cuando leo, siempre lo hago con boli y liberta cerca, me gusta anotar citas, aspectos curiosos, sensaciones, cualquier cosa que me transmita el libro. Siempre vuelco todo al acabar, lo hago así para no perder en el camino alguna de las vibraciones que me haya transmitido.

Como hice a tu compañera @Pilasdelibro, te animo a que rellenes esa pregunta o comentario que en un momento dado a mi se me puede haber quedado en el tintero y a ti te gustaría poner en este espacio que te cedo con total libertad para que expreses lo que tú quieras. ¿Qué esperas de un libro y su autor cuando llega a tus manos?


Espero respeto: hacia el lector, hacia la literatura y hacia la profesión.
Cuando un autor niega a los clásicos, simplemente, debería existir la pena de cárcel para ello. O cuando este mismo culpa al lector de no entender aquello que él no ha sabido explicar, me parece ridículo.
Un libro sin corrección, directamente es un robo de tiempo y dinero, al lector. Y quién lo aplaude, se convierte en cómplice.
Es cierto que hay lectores y lectores… Pero esto es un tema que nos daría para, como mínimo, otra charla.
Para acabar, gracias Gaby, por la oportunidad, un placer conversar contigo siempre.

El placer ha sido mío porque sabes que soy una persona muy curiosa y que me gusta analizar todas aquellas cosas que hay en mi entorno y me producen interés. Tengo otro amigo que un día me dijo que conservo muy bien ese espíritu curioso de los niños y fue uno de los mejores piropos que me pudo decir con la edad que tengo, 54 años. Muchas gracias por prestarte a este experimento que espero le guste a mis lectores habituales. Y mucha suerte con el Sindicato.

Opinión

Entrevistando a una lectora: @Pilasdelibros

Una de las mejores cosas que he vivido en este 2021 ha sido el contacto con lectores ya fueran en eventos en directo, tanto los que tuve en el mes de octubre en Valladolid, Zamora y León, como aquellos que se llevan realizando desde hace tiempo de forma virtual en las redes sociales. Y hoy precisamente quiero presentaros a una gran lectora que he conocido en las redes para que sepáis un poco más de ella y como se desarrolla su día a día detrás de su nombre de guerra: @Pilasdelibros.

Lo primero que llama mi atención es el perfil de nuestra protagonista de hoy. ¿Cómo surgió el nombre con el que se te conoce en las redes? Porque, normalmente, detrás de nuestros perfiles en las redes sociales siempre hay una historia que contar.

Anteriormente, por falta de espacio. Carecía de estantería suficiente para la cantidad de libros que tenía en aquel tiempo. Al principio quería ponerme Piladelibros, pero ya estaba cogido en Instagram. Y el nombre de piladasdelibros no me gustaba por lo que al final me quedé con el nombre con el que me conocéis a día de hoy.

Muchas veces damos por hecho que los grandes escritores de la actualidad, cuando eran pequeños, ya despuntaban en lengua y expresión escrita y que los lectores que hoy disfrutan mucho de los libros han sido ratones de biblioteca toda su vida. En tu caso, ¿siempre te ha gustado leer o es algo que ahora haces más a menudo gracias a los libros electrónicos?

No siempre. Para que veas las vueltas que da la vida, en mi época estudiantil no me gustaba nada leer, lo hacía por obligación. Hasta que en el 2013, tras leer un libro entero, acabé iniciándome en este gusto por la lectura. Desde ese día no paré de leer, pero esta vez porque me encantaba.

Sé que hay una gran variedad de géneros literarios, pero en lo que a ti respecta, ¿tienes alguno que te guste más leer? ¿Cuál es? ¿Qué género nunca te has leído y no tienes intención de leer?

Sí. El género que más me gusta es el romántico y el thriller, el que nunca he leído y no me llama la atención es la ciencia ficción.

Uno de los siguientes pasos a los que llegan, a veces, algunas lectoras es a compartir sus opiniones en las distintas redes sociales e incluso se llega a crear un perfil o lo que llamaríamos entre los escritores, un seudónimo desde el cual compartes lo que has sentido a la hora de finalizar un libro y así llegamos a la cuestión de, ¿qué te motivó a opinar sobre lo que lees y subirlo a las redes sociales?

Yo no conozco a gente de mi entorno que le guste la lectura como a mí, por lo tanto no tenía a nadie con quien hablar de libros. Y así un día, descubrí el mundo bookstagram por casualidad y me pareció un buen método para conocer a gente con esta misma afición.

Pero claro, el entrar en el mundo de los lectores, escritores y bookstagrammers supone hacerlo en un mundo complejo donde, es posible que, expresar tu opinión conlleve choques con otras personas que no opinan lo mismo que tú. ¿Qué es lo que más te gusta de tu contactos con otros lectores y escritores? ¿Qué es lo que menos te gusta de esa relación directa con lectores y escritores?

Lo que me más gusta es cuando hablo con los lectores, o el mismo autor, de ese libro de cuales han sido mis impresiones en privado: teorías, opiniones o en plan marujeo, mezclando la ficción con la realidad. Un ejemplo sería: “que fuerte lo que Fulanito ha hecho a Menganito”. Lo que menos me gusta es, quizá, cuando hay algo del libro que no te gusta desde un principio y lo comentas con un lector o el mismo autor. Hay unos que aceptan mi opinión con respeto y hay otros que intentan convencerme para que me guste. Si algo no me gusta, no me gusta.

El estar en relación directa con lectores y escritores supone que surjan historias dignas de contar, algo que me causa curiosidad y de ahí mi pregunta, ¿qué anécdota curiosa has vivido al relacionarte con los autores tan mano a mano?

Esta anécdota es un poco ridícula. Recién había acabado de leer un libro, con un final trágico de estos que hacen llorar con gimoteos, le mandé un audio a la autora felicitando por el libro. Con mis lloros se dio por enterada cómo me había dejado ese libro.

El mundo de las LC (Lecturas Conjuntas) es una versión muy parecida a los clubs de lectura virtuales y presenciales, ya que se comenta la novela leída en grupos de chat y hay un organizador que dirige la charla, aunque se tienda hacerlo en un ambiente distendido y como ha dicho anteriormente nuestra entrevistada, sacando de la chistera teorías sobre los siguientes pasos de los protagonistas o sobre su actitud durante el desarrollo de la historia. En tu caso, ¿cómo te animaste a organizar y/o participar en Lecturas Conjuntas?

Fue cuando participé en la primera. Me gustó la experiencia de comentar los hechos de los personajes como si fuera una película o estuviéramos hablando de personas de nuestro entorno que he seguido participando en esa dinámica.

Ya sea para leer solo por gusto o leer con la idea de subir tu opinión y compartirla en las redes sociales, ¿qué es lo que te guía para elegir un libro o descartarlo a la hora de su lectura?

A la hora de elegir un libro, cuando no conozco a la autora, sigo mis tres puntos:

1.- un género que me guste.

2.- la portada.

3.- la sinopsis.

Volviendo a la cuestión de la crítica constructiva y al tema de la dificultad de expresar una opinión con libertad, puesto que ya que he comprobado, en estas mismas redes, que a los escritores nos cuesta mucho aceptar nuestros propios errores, incluso por privado, ¿qué dificultad te supone comentar tu opinión sobre los libros que lees a la hora de publicarlo en las redes?

Mi dificultad es intentar expresar una opinión sin ofender al autor. Poniendo lo negativo, pero orientando mi crítica hacia “como me hubiese gustado a mí” verlo escrito. Todo con respeto y en forma de sugerencia para mejorar en un próximo libro.

Hay veces que esos casos son muy claros, y tengo algunos en mente en estos momentos, pero en tu vida como lectora, ¿has leído algún libro y has pensado que mejor no opinar sobre él? ¿Cuál ha sido el motivo si te ha pasado?

Sí. Fue un libro que encima lo había comprado en digital. Podía haberlo cogido en Unlimited y devolverlo. Lo hice sin pensar. No llegue hacer una reseña, porque como lo había comprado, no tenía la obligación de opinar. El motivo fue la trama. Veía causas muy machistas en la que la misma autora contaba la historia como que el hombre es el que manda por llevar los pantalones y que la mujer tenía que hacer lo que él quisiera, hasta incluso pedir permiso para ir a sitios.

De ese tipo de tramas me he encontrado muchas veces y trato de huir de ellas, pero sigamos con tan interesante entrevista.

Estos tiempos han sido difíciles para muchas personas, pero también es cierto que todas las personas no se ha enfrentado por igual a los retos que, tanto 2020 como 2021, nos han puesto sobre el tapete. Tras ponernos en situación, ¿cómo valoras tu experiencia en estos meses del 2020-21 en los que has opinado sobre los libros que has leído? ¿Qué ha sido lo que más te ha gustado? ¿Qué ha sido lo que menos?

Yo llegué a este mundo bookstagram en marzo 2021 y puedo decir que ha sido y es la mejor experiencia de mi vida. Lo que más me ha gustado, fue cuando una autora a la que admiro me preguntó ¿te gustaría organizarme una lectura conjunta?

¿What? ¿Yo? ¡Sabe que existo!

La que menos me ha gustado fue cuando un autor autopublicado me pidió que le hiciera una reseña de su libro, sin leerlo, con el fin de ganar una gran cantidad de opiniones. Me negué y pasé de leerlo.

What!!!!!

Ahora hablemos un poquito del futuro porque, aunque sé que hacer planes es un poco complejo, el ser humano necesita tener expectativas y motivos por los que seguir levantándose todas las mañanas. No solo vivimos para trabajar y ganar dinero para comer. Por lo tanto, ¿qué proyectos tienes cara a este 2022?

En este 2022, aparte de mis futuras iniciativas que aún están por organizarse en mi cuenta, puedo contar, sin hacer mucho spoiler, que tengo un proyecto con el “Sindicato de opinionistas” que muy pronto se estrenará y otro, del que aún no puedo decir nada, porque se están barajando las ideas.

Sé que te ofrecieron la opción de escribir un libro sobre tu experiencias como opinionistas y a mí me pareció una idea estupenda, con independencia de que en sus inicios surgiera como una broma el 28 de diciembre pasado. Si esa es la carta de la baraja que tienes entre manos, yo te animo a jugar la partida porque a juzgar por lo que cuentas en esta entrevista y lo que callas puede ser un libro muy interesante. También tengo la información de que sería un libro escrito a tres manos, algo complejo pero no imposible y que ya hemos visto en alguna que otra novela.

Pasando a una siguiente cuestión, y que está muy relacionado con el comentario que he hecho con anterioridad y es un tema que me interesa mucho sacar a colación, ¿cómo es tu día a día como lectora que opina sobre lo que lee en las redes? ¿Tienes horas determinadas para la lectura? ¿Apuntas lo que te interesa de lo que lees? ¿Esperas para acabar y rápidamente das tu opinión?¿Lo dejas reposar y cambias de libro?

Aparte de mi rutina personal, en mis ratos libres donde me pille suelo leer, redactar opiniones, preparar futuros post y pensar nuevas ideas. Suelo leer a ratos, pero mi hora fija es por las noches. Dentro de mis costumbres hago captura o foto con el móvil de lo que más me llame la atención de esa lectura. Siempre escribo la opinión según acabe de leer un libro. Tardo en publicarla, sí, pero las opiniones siempre son recientes tras finalizar el libro.

Llegando al final siempre hay algo que se me pueda haber quedado en el tintero, por eso te doy la oportunidad de si hay alguna pregunta que no te he hecho o comentario que te gustaría añadir y que pienses que pueda venir bien para completar esta entrevista, lo añadas ahora si te apetece.

Puede que no sea importante, pero quiero hacérmela 👉 : en las colaboraciones con autores: ¿Eres de las que pides colaboración a un autor o prefieres esperar a que te la pidan?

Solamente las hago con autores que me pidan colaboración. No me gusta pedirlas con el fin de tener libros gratis para luego venderlos por wallapop o regalarlo en cumpleaños, algo que he visto en las redes.

Pues hasta aquí ha llegado hoy mi entrevista a la compañera lectora @Pilasdelibros que ha expresado con libertad lo que pensaba y que yo solo me he limitado a dejar este pequeño hueco en mi blog para que me cuente sus experiencias. Os recomiendo que sigáis en Instagram donde podréis ver de cerca su labor e imagino que os irán llegando noticias de sus nuevos proyectos. La semana que viene otra nueva lectora, si se anima, pasará a formar parte de esta tanda de entrevistas en mi blog.

Opinión

Bookstagrammer, ¿es un Influencer?

Hace unos días en uno de los grupos, en el que habitualmente interactúo, surgió como tema de conversación la realidad de los Bookstagrammers en las redes sociales, aunque es un fenómeno sobre todo de Instagram. Había opiniones para todos los gustos y de todos los colores y se percibió que es un tema candente dentro de las inquietudes de los autores.

Pero vayamos por parte y veamos un poco el origen de este grupo que recibe este nombre. Para empezar podemos decir que nacen en Instagram aunque la tarea que hacen es tan antigua como la existencia de las publicaciones literaria, puesto que no son ni más ni menos que lectores y/o autores, que hacen una crítica sobre alguna lectura que han realizado. Pero a esto hay que sumar que, como la red social de Instagram es por antonomasia una red visual, todo se presenta con el plus de una imagen sugerente del libro en cuestión y que en un momento dado atraiga a los usuarios/lectores y, esa imagen cuidada, se considera como un valor añadido a esa crítica o recomendación.

¿Qué se necesita para pertenecer a este grupo de lectores críticos?:

Empezamos con que hay que tener una cuenta de Instagram que, para mi entender eso es lo más sencillo y después, ya es donde viene lo complicado, porque te tienes que hacer un hueco en este mundo.

¿Qué más hace falta?:

1.-Tener un perfil atrayente y bien organizado:

-Foto: Una imagen tuya que da más credibilidad al perfil si no eres una editorial o empresa, que en ese caso pondrás el logotipo.

-Biografía: Una presentación agradable, donde incluso quede claro, de forma sencilla y visual, cual es el género que más te gusta leer, los libros leídos, si tienes algún reto para ese año, los hashtags más habituales, etc. También es una puesta en valor el nombrar algún autor fetiche o alguna peculiaridad que te diferencia del resto.

-Enlace: Es importante enlazar esta cuenta con el resto de redes o si tienes una página web o canal de youtube.

2.- Ten un proyecto claro:

Es importante saber qué línea vas a seguir y no publicar a lo loco para rellenar las redes. De eso Instagram está lleno. Ofrece un buen contenido con reseñas, citas, información relevante de autores, anécdotas y tu seguidor te lo agradecerá.

3.- Sé cuidadoso con las imágenes que publicas:

Busca tu estilo definido y personal, es recomendable ser original y no copies lo que hacen los demás. No hay porqué repetir, como si fuera el día de la marmota, la foto de libro + taza de café. Sé que cuesta trabajo pero busca a los bookstagrammers más influyentes e inspírate con ellos. Fue el primer consejo que me dieron cuando empecé en este mundillo del marketing en las redes sociales y, sobre todo, la constancia es importante y una fuente de inspiración, porque una idea lleva a otra. Si publicas tres veces a la semana, que sean tres veces. La fidelización de los seguidores empieza por ser fieles a la hora de seguir un ritmo de publicación por parte del bookstagrammer.

4.- Interactúa con otros bookstagrammers intentando ser uno miembro más y no un referente:

Eso es aplicable en cualquier lugar en el que estemos, es mejor pasar desapercibidos a que la gente piense que sobramos por ser pesados. También es importante que sociabilicemos ya que estamos en una red social. Muchas veces queremos que la gente nos siga, le dé al me gusta en nuestras publicaciones, que comenten… pero no hacemos lo mismo. Y sobre todo NO EXIJAMOS. Queda muy feo eso de exigir a los demás que nos sigan, nos promocionen, nos comenten o compartan. Yo no soy bookstagrammer, pero para recomendar algo con mi: #gabytaylorTeRecomienda, antes me lo he leído.

5.- Haz un buen uso de los hashtags (encontrarás listas en internet de los más recomendados y de los NO aconsejables de usar) y trata de sacar partido a todas las opciones que tienes en Instagram:

Cada día tenemos más opciones, como los Reels, Stories, IGTV y todo aquello nuevo que vaya saliendo y que, poco a poco, podemos ir aprendiendo a usar. Pero recuerda, no es publicar por rellenar, es aportar algo al que lo ve y que le anime a seguirte.

Ya que he presentado y dado consejos, un poquito a vuela pluma, sobre la realidad de este usuario de las redes, me toca ponerle el cascabel al gato, porque otro tema de los que se habló es si es adecuado que el bookstagrammer cobre o no cobre por la labor que hace. Y aquí es donde hubo opiniones para todos los gustos y muchas de ellas fueron aportadas según la experiencia que han vivido los autores. Y cuando hablamos de cobrar no me refiero a que el autor le regale el libro en cuestión, eso más que un pago se puede considerar una deferencia por su trabajo.

He ido contando como este grupo de usuarios de Instagram usa esta red para escribir reseñas y críticas de libros, además de mostrar sus tapas, interactuar con la audiencia y comentar sobre autores, entre otros detalles vinculados con la literatura. Pero tengamos en cuenta que es un mundo diferente al de los influencers, ya que los bookstagrammers no promocionan marcas ni productos. Por eso, muchos no cobran por su labor por lo que es posible acceder tanto a reseñas elocuentes como nefastas sobre lo que han leído y esto a mi me da garantías porque puede hacer pensar al usuario, que accede a esas recomendaciones, que el autor de ellas es objetivo porque, elhecho de cobrar los acerca más en realidad a la labor de un influencer o de una agencia de publicidad y el lector llegue a sentir que, en realidad, se le está vendiendo un producto y por lo tanto el usuario de Instagram que hace estas recomendaciones, va a hablar de lo bien que está y lo recomendable que es tenerlo de una forma forzada. Pero, aún sin cobrar, siento que es difícil, en este mundo literario que nos movemos, el hacer una crítica o recomendación real y sincera, aunque hay casos excepcionales, porque al final a nadie le apetece ganarse más enemigos de los que por motu proprio pueden surgir.

En resumen, creo que es una tarea muy bonita, beneficiosa para el autor y voluntaria para el bookstagrammer, aún así, si quiere cobrar me parece estupendo. Aunque entonces no pueden olvidar, y tienen que ser conscientes los que lo hacen, que sus seguidores pueden pensar que no es objetivo en las recomendaciones y críticas.

N. de. A: Mi agradecimiento a @Fotolócar como autor de la imagen de cabecera de la entrada.