viaje

Crónica de una ruta

Tratar de hacer una crónica sobre los casi quince días que hemos estado, mi marido y yo, dedicados a las rutas turístico gastronómicas, eventos familiares y a los literarios, sé que es algo complejo. Aun así, decidí llevar una especie de agenda donde traté y trataré de apuntar todas aquellas cosas que creo que podrían quedarse en el tintero de mi memoria. Pese a todo seguro que algo quedará ahí, aunque espero que mis lectores me lo sabrán perdonar.

Si os habéis fijado, cuando he iniciado la narración, he hablado en plural. Y no, no me he equivocado. Este proyecto, que inició su camino muchos meses atrás, es algo que se gestó en un mano a mano entre Juan y yo. Cada uno ha aportado ideas y experiencias, pero, sobre todo él, aportó todos aquellos contactos que tenía y que ha mantenido pese a llevar más de media vida alejado de su tierra. Y ese tirar de agenda es muy de agradecer, así como la acogida tan buena hacia su llamamiento. Así puedo decir que esto fue algo así como: el que tuvo retuvo, ya que sin esa labor previa nunca se habría logrado el éxito que mirando hacia atrás ahora mismo podemos confirmar que hemos tenido.

Iniciamos la ruta en Urueña, la Villa del Libro. Es una localidad en la que me encanta perderme por sus calles pese a lo reducido de su recinto, cerrado tras la muralla, es muy laberíntico. Allí desde lo alto de sus defensas, transitables en muchos tramos, podrás sentirte ave rapaz y mirando hacia el horizonte, ya que tiene buenas vistas, distinguirás otros pueblos de la zona.

La vista de los campos de Castilla

Si miras hacia el interior de sus muros, ves los tejados y el empedrado de las calles más próximas que te animan a bajar y recorrer sus rincones dónde encontrarás, en muchas de sus esquinas, librerías a cada cual más interesante. Pero, antes de hacerlo, había que recuperar el aliento tras un viaje de ocho horas desde nuestro domicilio habitual, e hicimos parada y fonda en «La Real» de Urueña, un magnífico restaurante que os recomiendo que vayáis. Fue una agradable sorpresa organizada por mi compañero de aventura, pues aunque yo sabía que comeríamos en la localidad, desconocía el lugar. Os recomiendo el sitio pero llamad antes y haced reserva pues, aunque en ese momento esté cerrado, os atienden para reservar mesa. Comimos en el exterior, en lo que yo, andaluza, llamaría jardín y un castellano llama corral, puesto que el restaurante está en una de las construcciones típicas de la zona. Os dejo un vídeo para que conozcáis el entorno y el lugar para aquella persona que le pueda interesar.

Urueña y La Real

Tras una relajante comida iniciamos el verdadero paseo por sus calles aprovechando la magnífica tarde de otoño. Nada que ver con aquella que nos presenta César Pérez Gellida en su novela «Astillas en la piel» que transcurre en plena cencellada de finales del mes de noviembre. Con estas simples palabras nos suelta el autor en el escenario:

Blanca oscuridad, frío extremo, vivo silencio.

Cesar Perez Gellida Astillas en la Piel

Pero por suerte no tuvimos que sufrir los rigores que habrá de pasar, Álvaro, el protagonista de este thriller en tierras castellanas.

Tras un tranquilo paseo por sus calles y con la infinita paciencia de Fotolócar, Juan para los amigos y gestor de esta empresa familiar, hicimos parada tras varias fotos con mis libros y el de César, en la librería Primer Página

Puede ser una imagen de interior y texto que dice "primerapágina primera página LIBRERÍA DE PERIODISMO FOTOGRAFÍA Y VIAJES Abierto 2817・12位 I enriquealgarra"
Imagen del fotógrafo Enrique Algarra que plasma, para mí, muy bien la idiosincrasia de la librería.

Cuando entro en una librería, salvando las distancias, me ocurre algo parecido a cuando visito IKEA, me aturullo, no sé hacia donde mirar, que elegir, que comprar. Al final hago como las urracas, voy a lo que llama más mi atención y esta vez fue un libro titulado «Al margen de la ley: atroces, bandidas, adúlteras y un casamiento entre damas» un compendio de lo que llaman «Romances del cordel». Recibe tal nombre por haber sido distribuida en los llamados pliegos de cordel o cuadernillos impresos sin encuadernar y exhibidos para su venta en tendederos de cuerdas. Tuvieron su origen en la península ibérica durante el siglo XV y XVI, siendo exportados a las colonias de España y Portugal, y arraigando de forma especial en Brasil.​ Narraban temas populares elementales, desde sucesos cotidianos a episodios históricos, legendarios o religiosos.

El edificio es la recreación del típico palomar castellano.

Siendo escritora de thriller con toques romántico-eróticos, y persona que piensa que cada libro llama a su lector, pensé que era lo más apropiado. Y me costó decidirme porque ver tanto libro junto es, para mí, sinónimo de sufrir el síndrome de Stendhal. Aprovechando esa circunstancia comencé a entrar en contacto con personas del gremio de los libreros que era otro de los puntos fuertes a trabajar en este viaje. Y así tuve una charla muy interesante con la librera que me habló de su programa de radio sobre literatura. Darse a conocer fuera de la zona de confort en la que siempre nos solemos mover y quitarnos los miedos es algo fundamental en nuestro mundo. Y, al final, tanto que me quité los miedos, pero eso lo contaré en futuras entregas.

Tras la visita a otras librerías y un relajante café, continuamos la ruta hacia nuestro lugar de alojamiento, una estupenda casa de turismo rural, «El arriero», en la población próxima de Tordehumos, donde hicimos la parada para prepararnos para el evento familiar: una boda. Y aquí os dejo con el relato para retomarlo otro día haciendo el paréntesis en la boda, que por ser algo familiar, quedará en lo privado y lo continuaremos tras nuestra llegada a Valladolid.

Un lugar muy acogedor para mi novela.

https://www.facebook.com/Casa-Rural-El-Arriero-186528628922159/

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Con este relato animo a los lectores a visitar, si es posible, los lugares de vuestras novelas favoritas que se desarrollen cerca de vuestros domicilios habituales, fomentando con ello a los lectores locales, o, cuando viajéis, buscad tramas que se desarrollen en la localidad donde vais a pasar unos días o, sencillamente, poned cualquier libro pendiente en vuestra maleta, al iniciar las vacaciones, porque aunque luego no os de tiempo es bonito sentarse mirando el paisaje ojeando unas páginas.

Opinión

¿Pago por mi publicidad en las redes?

Esta es la gran pregunta que todo el mundo que tiene un producto se hace días tras día e imagino que el motivo es porque quiere ser conocido y alcanzar altos niveles de venta. Pero no todo el mundo está dispuesto a oír la respuesta de este tipo de cuestión. La gran mayoría lo que quiere es que le regalen una varita de Harry Potter con el conjuro exacto para que, a partir de ahí, todas sus ventas vayan rodadas y sea, en mi caso que soy escritora, un bestseller. A esas personas que creen en los unicornios, les aviso de antemano que si bien son encantadores también tienen la características de ser tan ficticios como la utilidad de las varitas mágicas. En resumen, si eres del tipo de lector que cree en los unicornios y en las varitas, no sigas leyendo esta entrada porque no vienen en el pack.

Entiendo que lo maravilloso sería que nos lo dieran todo hecho, aunque para eso hay que pagar y mucho, pero somos españoles y lo queremos todo bueno, bonito y barato aun sabiendo que eso no existe. Lo malo es que somos humanos y nos empeñamos en creer en los unicornios.

Antes de desarrollar esta entrada, lo que quiero indicar que en mi caso estoy presente tanto en Facebook como en Instagram. ¿Por qué? Porque ambas redes juntas alcanzan un alto número de usuarios con un amplio margen de edad. En Facebook hay personas más mayores, pero en mi caso son mis potenciales clientes de compra en papel porque tienen más poder adquisitivo y los de Instagram porque son más jóvenes y mis potenciales clientes para las descargas digitales. Hasta ahí lo tengo claro.

Ahora vamos a empezar a ver los motivos por los que NO funcionan las campañas de pago de las redes sociales. Que no digo que no funcionen, digo que hay unas causas que hacen que no funcionen porque las hacemos mal y voy a apuntar con brevedad esas causas:

No tenemos claro el contenido

Para aprovechar al máximo las redes sociales, siempre se debe tener claro el objetivo que se persigue y que se quiere conseguir, con el fin de crear anuncios y campañas adecuadas. ¿Queremos aumentar las ventas, generar nuevos lectores potenciales o aumentar el número de suscriptores? Cada contenido o anuncio que publicamos en redes sociales, necesita un objetivo y un propósito claro. Siempre he sabido que los usuarios que me siguen en Instagram, puede que no sean los mismos que me siguen en Facebook. Por eso entender qué mensajes y contenidos les atraen más es fundamental para poder llegar a ellos, entender cómo funcionan las distintas audiencias en redes sociales y construir relaciones sólidas. Ambas, además tiene la ventaja adicional de que nos da estadísticas e Insights, que nos ayudan a profundizar más en la demografía de nuestros seguidores. y saber interpretar esos datos es vital, para crear una estrategia de contenidos acorde a ellos. Si sabemos para quién es la publicidad, y sobre todo qué contenido va a tener, podemos conseguir más y mejores resultados con nuestras campañas de publicidad.

No saber a quién va dirigida esa campaña

Nuestros anuncios de redes sociales deben dirigirse a un público determinado, no todos los posibles lectores reaccionan de la misma manera ante el mismo anuncio, ni a todos les interesa lo mismo. Intentar dirigirnos a todos los públicos con el mismo anuncio, no atraerá a nadie. Como resultado, nuestros anuncios tendrán un rendimiento bajo. Antes de lanzar cualquier campaña de publicidad en redes sociales, debemos conocer quién es nuestro público objetivo: ¿a quiénes nos vamos a dirigir?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿qué queremos lograr? Saber esto nos ayudará a crear anuncios atractivos y con un fin específico. No se puede hacer un anuncio para todo el mundo y para todas las redes.

Querer abarcar todas las redes sociales

Cada plataforma de publicidad en redes sociales tiene sus propias herramientas y funcionalidades, además de funcionar de forma distinta. Es probable que un contenido que tenga éxito en Facebook, no lo tenga tanto en Twitter o LinkedIn. Esto significa que cada contenido publicitario debe optimizarse en consecuencia. Para poder solucionar esto, podemos crear una guía de estilo para nuestro anuncios y publicaciones, en la que especifiquemos qué tipo de formato y estilo vamos a utilizar dependiendo de la red social que usemos. Podemos tener en cuenta, según la red social en la que vamos a tener presencia con campañas de publicidad:

  • Los objetivos que perseguimos en cada una de ellas.
  • A los lectores que nos dirigimos.
  • El tono de voz y estilo a utilizar en cada una. Es bueno tener un estilo propio que la gente cuando vea el anuncio sepa sin leerlo que ya es tuyo y lo esté esperando (anuncio de Coca-Cola en Navidad)
  • En qué momento se encuentran nuestros fans conectados no le doy tanta importancia porque al ser redes globales siempre habrá un horario donde tengamos a un lector. Habrá quien se desayune con nuestro anuncio o quien quiera verlo tranquilamente en su casa a la hora de terminar su jornada laboral.
  • El diseño e imagen que utilizaremos. Si quieres promocionarte porque pones uñas postizas la gente te buscará por tu trabajo, no por tu cara, o tus vacaciones en el Caribe a no ser que mientras descansas, también enseñes lo bonitas que son tus uñas a la orilla del mar. Los anuncios van destinados a que la gente conozca tu trabajo. Busca un equilibrio entre tu vida personal y la profesional. No es malo que alguna vez nos enseñes algo de tu vida, pero tu gato, tu perro o tus males llenan las redes de likes pero no son anuncios de ventas.

No crear en el cliente la necesidad de urgencia

Los usuarios de redes sociales rara vez se detienen a leer cualquier contenido que aparece en su feed, bien sean anuncios de publicidad o publicaciones sin promocionar, si no tienen una buena razón para hacerlo. Una vez que decidamos en qué plataformas vamos a tener presencia, nuestros anuncios de publicidad deben contener llamadas a la acción claras, que inciten al lector a hacer clic sobre el anuncio y descubrir lo que se publicita. Si no incluimos algún tipo de llamada a la acción o una invitación a interactuar en nuestros anuncios de publicidad en redes el rendimiento de los mismos será bajo e insuficiente.

Hacer que el lector no sepa muy bien como llegar a tu libro

El objetivo de nuestras campañas de publicidad en redes sociales siempre debe centrarse en objetivos específicos: si vas a vender vende, si quieres que te lean, ese será tu objetivo y no otro. Sin embargo, es importante hacer que estos procesos sean lo más simples y rápidos posible para nuestro potencial lector. Si se necesitan demasiados clics para completar una compra o suscribirse a un servicio de nuestra web, los posibles clientes potenciales que consigamos simplemente se irán, aumentando la tasa de abandono. Lo ideal es que un proceso de compra o descarga se componga de entre 3 y 5 pasos. Debemos hacer este proceso lo más sencillo y amigable posible. Esto nos ayudará a tener resultados más positivos. Pero ojo, sabemos que IG y FB penalizan por poner los links de compra. ¿Cómo podemos hacer que nuestros potenciales lectores no se pierdan? Dejando enlaces claros en nuestras bios en las redes sociales en los lugares donde sabemos que FB e IG lo permiten. Y potenciando anuncios en los que generemos interés por nosotros como autores, no solo del productos. Hay millones de novelas románticas eróticas en el mercado. ¿Por qué la mía? Ahí está el anuncio que me hará diferenciarme del resto.

No analizar los datos obtenidos

Cuando lanzamos una campaña de publicidad en redes sociales, crearla y activarla es solo el primer paso. De los resultados que obtengamos iremos cogiendo ideas para seguir optimizándola, hasta conseguir que su funcionamiento sea el que estábamos buscando. Sabemos que el día a día de un negocio es muy duro, y que no todo el mundo tienen tiempo para trabajar en sus libros y además de hacer seguimiento a sus campañas de publicidad. Pero entonces habrá que pagar a profesionales y ahí ya entramos en otro campo. Un campo que nos obliga a estar muy pendiente de quién nos hace la publicidad porque hay mucho intrusismo en estos mundos literarios.

Falta de compromiso por parte de la audiencia

La publicidad en las redes sociales no es algo unidireccional. Si deseamos tener éxito, debemos involucrar a nuestros usuarios ante cualquier oportunidad que se nos presente. Una vez que lancemos un anuncio de publicidad o publiquemos contenido, es probable que nuestros usuarios lo comenten, compartan e interactúen con ellos de alguna forma. El compromiso que implica por parte de nuestros lectores el comentar, dar a “me gusta” eso es lo más recomendable ya que se generará un mayor compromiso y mejorará nuestra visibilidad en las redes. De ahí la importancia de tener un buen contenido si por ejemplo estamos interactuando en un grupo, haciendo un trabajo colectivo. Hay que tomarse muy en serio la imagen que damos tanto nuestra como de nuestro trabajo. Si no tenemos interacciones tal vez sea porque no generamos un buen contenido, no todo es el algoritmo de las redes.

Olvidarse de las campañas

Una buena campaña de redes sociales debe llevar un diagnóstico casi a diario. Esto nos permitirá ver si algo está fallando, si funciona mejor a según qué horas (aunque ya digo que esto es para mí es irrelevante, aunque si lanzas una campaña para vender tu libro en papel en tu país pues entonces hay que tenerlo en cuenta), si ya hemos alcanzado la meta que queríamos, etc. Por eso es fundamental no lanzar nuestras campañas a lo loco y ¡olvidarnos de ellas!

No hacer test A/B

Una prueba A/B con nuestros anuncios en redes sociales, sería tener dos campañas con el mismo fin, pero con algunas diferencias (de diseño, de segmentación…) y después las mediremos y analizaremos cuál ha funcionado mejor. Esto nos aportará una información muy buena, sobre nuestro público. Sería un estudio comparativo. El “problema” que presenta esto es que la inversión debe ser un poquito mayor para poder tener datos fiables.

Reflexión final

Estar atento a nuestra competencia pero para aprender de ella, no para joderla, así como de las tendencias del mercado y lo que se «lleva», es esencial para mantenernos al día y crear contenidos relevantes para nuestros lectores. Si evitamos lo que os he comentado anteriormente, antes de que nos demos cuenta tendremos una estrategia de marketing digital sólida, que nos ayudará a ir en una dirección clara, tener visibilidad y por lo tanto a destacar por encima de nuestra competencia. Y vuelvo al principio, pero esto NO se consigue a golpe de varita. Si dices que no tienes tiempo, dices que no sabes pero no te esfuerzas en aprender o dices que te da pereza usar las redes sociales, siento que hayas llegado hasta aquí para leer que entonces es normal que nunca alcances tus objetivos, ya que estos solo se pueden conseguir de dos formas, con esfuerzo y/o dinero. Nunca estará garantizado pero con excusas ya te digo que tampoco lo vas a lograr.

Opinión

Amazon 2021 visto desde fuera

Esta semana ya es la última en la que los autores pueden presentar sus novelas para el premio PLAS de Amazon, un premio del que tengo constancia en realidad desde hace poco pero que como ocupa, entre unas cosas y otras, varios meses año tras año, parece que la experiencia que se vive con él es mucho mas larga.

La gente que me conoce ya sabe que no me presento y los motivos que tengo para no hacerlo pero, aún así, sigo viviendo esa realidad semana tras semana desde que comienza la convocatoria allá por el mes de mayo. Y, es cierto que me implico, y eso también lo saben escritores y lectores, en la promoción de compañeros que concursan. Así como que, la mayor parte de las novelas que me leo y comento durante este periodo de tiempo son aquellas que se presentan al premio, por lo que al encontrarme entre bambalinas, me puedo permitir el lujo de vivirlo, no exactamente igual, pero si con conocimiento de causa como espectadora muy implicada en el proceso desde el minuto uno. Y puedo contar que me sorprenden cosas que veo, oigo y siento durante estos meses y no todas son para bien.

¿Qué es lo que he percibido en estas semanas de concurso?

Una de los aspectos que más me gustan es la gran cantidad de movimiento que hay en los grupos que animan a los participantes y que fomentan la lectura de sus libros, aunque hay clubs de lectura que en sus propuestas se mezclan tanto los libros que se presentan al PLAS, en un tanto por ciento alto, y dejan también un hueco para aquellos autores que no se presentan pero que publican algún libro en el margen de tiempo de vigencia del concurso.

Para mí tiene ventajas el PLAS porque deja publicar a la vez que el escritor inscribe su obra y eso favorece que la novela sea conocida, pero a partir de ahí ya empiezan a fallarme las ventajas. ¿Y por qué digo esto?

He podido ver que hay autores y que se toman la participación en el concurso como si les fuera la vida en ello tratando de conseguir buenas críticas, estrellitas y alabanzas de sus lectores y los métodos que usan para conseguirlas no son precisamente de buenos profesionales. Hay autores que apuñalarían a otros compañeros con tal de quedar por encima y se sabe perfectamente (porque las redes sociales tienen orejas muy grandes) que usan a sus lectores más fieles como ariete contra otros a la hora de hacer comentarios y reseñas. Que tengan por bandera la frase «en el amor y en la guerra vale todo» no dice mucho de unos ni de otros.

En cuanto a la visibilidad, yo que no participo en el premio y publico aproximadamente por las mismas fechas, no me puedo quejar. Ya que la que tengo es porque utilizo los mismo métodos e incluso alguno más como el resto de los autores que sí participan, o sea que en marketing y publicidad, voy a la par. E incluso hay escritores, y se lo he oído decir a más de uno, que para evitar esos malos rollos que tanto se dieron el año pasado, han preferido mantener un perfil bajo a nivel redes sociales, porque saben como yo, que no todo es estrellitas y buenas críticas a la hora de ganar este premio. Por lo tanto entrar en una pelea de barro es absurdo. En resumen, puedo decir que hay autores que mas bien buscan la invisibilidad en estos momentos por vergüenza ajena y tranquilidad psíquica.

Desde luego, no me lo he leído todo pero han pasado muchos libros por ojos y tengo orejas en las redes sociales y una de las cosas que también me ha llegado es la calidad de las novelas. Hay autores que solo escriben por y para el premio y como ocupa muchos meses y es año tras año, lo cierto es que tienen poco tiempo de un año para otro para tener novelas que sean de auténtica calidad. ¿Por qué digo esto?, porque son novelas con tramas muy conocidas y repetitivas, con finales precipitados, sin profundidad a la hora de narrar y solo se limitan a contar los hechos que les pasa a sus protagonistas, pero son personajes planos, donde apenas trabajan los escenarios y los tiempos, además de encontrar muchos anacronismos y eso al final no lleva a ningún lado. Aunque se les llene la boca de decir que solo se presentan por participar y no por ganar, luego vemos que hay unos bajos fondos que desmienten esas palabras. Los autores van a ganar en el 80% de los casos y algunos están tan convencidos que no se permiten incluso decirlo a boca llena y su compañerismo y buenos modos brilla por su ausencia. Gracias a Dios, son los menos pero también son los que acaban haciendo que haya tan mal ambiente. Algo que ahuyenta a los lectores y a otros autores. Que ganar y pensar en ganar es muy loable, odio la falsa humildad, pero no todo vale.

En cuanto a Amazon no es que ayude mucho. Antes el premio era mucho más completo con publicidad más mediática e incluso el ganador veía su libro en papel. Ya ni se molestan. Luego si abres el dispositivo no ves ni una sola referencia o sugerencia en la que identifiques que el libro que recomienda es un candidato al premio. Yo abro en el buscador y a poco que haya mirado algo en internet ya están saliendo banners con publicidad, algo que Amazon parece que a nivel literario le importa poco, es más fácil que me sugiera un juguete sexual que un libro del premio que ellos mismos organizan.

¡Ojo!, creo que es un premio que bien orientado, para los libros autopublicados, podría convertirse en el Planeta de Amazon, sobre todo teniendo en cuenta que su dueño, Jeff Bezos, creó su imperio apoyado en los libros, pero con el tiempo y la variedad de productos que tiene, parece que lo ha olvidado y es una lástima. Por lo tanto no quiero que penséis que estoy en contra de este premio, al contrario y quién me ha visto en las redes sabe que apoyo a todos los compañeros que participan en él publicitándolos en mis propias redes. Pero no estaría mal que se hiciera una carta firmada por muchos participantes con una buena tanda de sugerencias para mejorar ciertos aspectos del premio y algunas de las que he oído por ahí serían:

  • Mayor publicidad en sus propio canal.
  • Separación del premio por géneros.
  • Mantener la publicación en papel si el autor así lo quiere.
  • Tener un método de búsqueda más claro para encontrar los libros que se presenten al premio por parte del lector.

Estas son algunas de las sugerencias. Seguro que a vosotros se os ocurren algunas más. Creo que sería una buena opción porque, como bien he dicho, es un buen premio y el único para autopublicado, pero, pienso que desde sus orígenes a la actualidad, se está desvirtuando e incluso parece que Amazon, no es que lo quiera dejar morir pero da la sensación de no estar muy interesada en promocionarlo como se supone, algo que debería hacer puesto que ganar siempre ganaría más la empresa que el autor.

Para finalizar mi entrada, os animo a aquellos que seáis muy competitivos y, de verdad, vuestra vida vaya en ello, os leáis la entrada de un blog de otro compañeros sobre un estudio estadístico de los ganadores y finalistas de los anteriores premios. A lo que yo añadiría otros items, como el de calidad literaria que, por cierto, eso no se mide en estrellitas de cinco puntas, eso es para los generales, y tampoco en loas y alabanzas a punta pala.

Y como me ha sugerido una compañera que añada: «Solo puede ganar uno» y no tiene por qué ser a gusto de todos y esto no es la película de «Los inmortales» no se gana porque hayan muerto los demás.

mi trabajo, Opinión

Unos consejos que no vienen de mas

Días atrás, una compañera preguntó sobre como desenvolverse en el mundo de la escritura. Tras haber estado esta semana pensando como lo desarrollaba en el blog para que os sea útil, al final, me ha salido esta entrada en la que añado aportaciones de mi experiencia personal y blogs, que recomiendo y, que también pueden serviros de apoyo en vuestro día a día como escritores. Se podría llamar los secretos del éxito, aunque no asegura el triunfo, eso también lo digo yo, pero por lo menos orienta sobre que hacer y que es recomendable no utilizar. Creo que si profundizáis en la trayectoria literaria de cualquier autor con un éxito moderado, seguramente veréis que cumple todos esos puntos y alguno más:

1. Escribir una historia creíble y original (eso sabrás hacerlo, pues si eres escritor o escritora, conoces las estructuras internas, ambientación…; si no lo sabes, tendrás que aprender formándote y practicando). Y para eso hay muchos blogs de escritura creativa, cursos, post, libros. No estamos solos. Cuando hablamos de original no significa que lo sea tanto que roce lo absurdo. Ya hablé en otra entrada sobre el tema de los tópicos que los lectores al final acaban buscando en los géneros que suelen leer y que gustan. Pero dentro de los tópicos, podemos poner nuestro grano de originalidad a la hora de presentar una historia que por ejemplo: siendo romántica, suele tener un final, por regla general, feliz y cerrado. Por supuesto hay excepciones y eso va a depender del grado de originalidad que queramos tener. En un thriller, por elegir otro género cualquiera, podemos acabar asesinando incluso al protagonista.

Un ejemplo de como arrancar con una novela

2. Entregar el manuscrito a un editor profesional para que analice las fortalezas y debilidades, las incoherencias e inconsistencias, y reescribir las partes que el editor te indique. Aunque es recomendable que ya lleves tu manuscrito muy pulido para que cause buena impresión. Eso es lo que desde hace mucho tiempo se denomina informe DAFO y se realiza para cualquier proyecto. Y por muy romántico que queramos ver el mundo de la literatura, lo que se presenta para publicar es un proyecto, que puede o no llegar a buen puerto y, de ese informe, puede depender la calidad o no del producto. De hecho mi primera puesta de largo como escritora fue tras pasar este tipo de informes y con una valoración muy seria por parte de un profesional.

Consejos breves para corregir una primera vez

3. Una vez reescritas las partes del texto indicadas, entregarlo a un corrector profesional (no vale un profesor de Lengua o Literatura, un familiar que sabe mucho o un amigo que es profesional titulado en lo que sea; estas personas no están preparadas por mucho que te lo aseguren). Este corrector debe poder acceder al texto maquetado o diagramado para revisarlo TANTAS VECES COMO SEA NECESARIO. Una sola revisión en Word no es suficiente. Y un lector 0 aunque vea faltas de ortografía, en realidad, su misión es más el ver la viabilidad comercial e interés que pueda tener esa novela al lector de la calle. No suele ser un profesional de la corrección ni de la lectura en la mayoría de los casos.

Este artículo aporta una lista de correctores profesionales de UniCo (Unión de Correctores)

4. Contrata a un maquetador profesional. Este sabrá organizar el texto según las necesidades que aparezcan (ilustraciones, gráficos, encabezados especiales…). No habrá líneas viudas o huérfanas y no parecerá tu libro un copia y pega de Word, algo que luego da problemas a la hora de subirlo en digital y una imagen muy poco profesional. Está claro que todo el mundo no puede permitirse el lujo de pagar profesionales pero si de verdad decimos que queremos ser auto publicados, pues aprendamos a usar programas como INDESING, Sigil, Scribus o Lucidpress, que marcan mucho la diferencia entre lo profesional y lo amateur

Los problemas que ven las imprentas cuando el que maqueta dice que es profesional y en realidad no tiene ni idea.

5. Contrata a un buen portadista. Sabe que estilo es el más adecuado para la temática escrita y conoce las tipografías y textos paratextuales que necesita un libro profesional. Esto puede hacerlo también el maquetador. Suelen ser la misma persona, pero no es necesario. Lo que sí tendrán que poner en común cierta información para coincidir en el estilo. Recuerda que la portada es el escaparate de tu libro. Entre millones de ellos debes de tener una portada que llame la atención. Y eso significa que esté acorde con la temática. Ahora que también hay que saber jugar con el lector y llamar su atención de forma sutil. En una novela erótica (aquí hablo por experiencia) ya están muy trilladas las portadas explícitas de tacones, medias de rejillas, cuerpazos apabullantes, antifaces, esposas, labios rojos, abdominales para lavar la ropa y tatuajes variados y tal vez el salirse de lo obvio puede ser una puesta en valor interesante. Por supuesto luego cada uno que vista a su niño como quiera pero, como dice el título de mi entrada: un consejo no está de más.

Si te dejas llevar por un aficionado puedes acabar en el fondo de una lista de ventas o una estantería criando polvo

6. Escribir una buena sinopsis que atrape al lector y le haga querer seguir leyendo. El corrector seguramente esté capacitado para elaborarla. Aunque nadie como tú para conocer el fondo y el poso de tu novela, con lo que yo pienso que está bien que el corrector sea el que la corrija pero, la sinopsis es tan tuya como tu novela y, muy importante, es darle ese aire que anime al lector a abrir tus páginas y empezar a leer.

Pasos para escribir una sinopsis y crear expectativas

7. Enséñala tú en las redes sociales, en los centros culturales de tu población, en las bibliotecas, en las librerías de tu ciudad. Tú y tu libro sois la más potente marca para la venta. Si no te ves capaz de exponerte a tanta gente de modo tan directo, contrata a un community manager para que te ayude. No hay más misterios. Y si tú no eres capaz de creer en tu proyecto, nadie va a hacer. Una cosa es el ego, que va con un rodillo machacando a los demás, y otra cosa es la seguridad de que lo que tienes entre manos es algo bueno. Todo esto es necesario, pero lo realmente imprescindible es el punto 1. Lo mismo no logramos un bestseller a la primera ni nunca, pero por lo menos que recuperemos el dinero invertido y el tiempo que hemos dedicado para escribir nuestra novela.

10 puntos de marketing que te pueden ayudar

Y como remate final, os pongo 5 libros de escritura destacados. Algunos de los cuales os los recomiendo si estáis empezando en esto de la escritura con el afán de profesionalizaros o por lo menos buscando la calidad para vuestros lectores.

Los consejos de otros profesionales siempre son bien recibidos

Entiendo que la primera objeción que me vais a poner sobre la mesa es la falta de dinero para poder cumplir todos estos requisitos y que por eso acabáis en manos de personas que no son profesionales. Dos cosas: publicar no es obligatorio y no nos va la vida en ellos. No es algo imprescindible para vivir, por lo tanto si lo hacemos, vamos a hacerlo bien. Pero además, si podemos contratar a alguien, que sepamos gracias a unas nociones básicas sobre lo que se necesita para tener poder exigir al profesional la calidad que de verdad nos está cobrando. Si no sabes de que hablas no puedes exigir calidad ni estar seguro de que quién te está haciendo el trabajo de verdad lo está haciendo bien. Que NO nos den gato por liebre.

Opinión, vivencias

Las entrevistas

Una cuestión que ya me ha llegado más de una vez es cómo se consigue, dentro del mundo de los escritores nóveles y que llevan sus propias redes sociales (RRSS), entrevistas en la radio y la televisión.

Primero tengo que aclarar que mi agenda de contactos, tras muchos años, es bastante grande. Por lo que es recomendable que cojamos la nuestra y, aunque nos parezca increíble, seguro que hay alguien que en nuestro entorno conoce a una persona que nos puede ayudar en este tema. En caso de que no conozcamos a nadie, sencillamente hacemos una lista de los medios locales y nos lanzamos a buscar esa entrevista. Una vez que hemos hecho esa lista ahora nos enfrentaremos a cómo abordar al medio de comunicación para ofrecernos y poder ser invitados a algún programa donde difundamos  nuestro trabajo. Hay veces que con una simple llamada de teléfono nos vale, pero también nos pueden pedir alguna información extra para que el periodista sepa a que atenerse con nosotros y al final nos lleva a lo mismo: necesitamos una carta de presentación.

Si fuera una empresa la que buscamos que nos contrate, lo que se prepara es un currículum pero, en este caso, hablamos de una carta de presentación. Algo que es muy habitual enviar en el mundo editorial para que nos conozcan. En el caso de la entrevista no nos van a contratar pero, sí es cierto, que podemos hablar de esta carta para que nos tengan en cuenta a la hora de formar parte de los invitados de un programa de radio o televisión. Y, ¿de qué consta entonces esta forma de presentarnos?

1.- Brevedad: recuerda que llegan muchas propuestas y a menudo no da tiempo a valorarlas todas con minuciosidad.

2.-Ortografía y sintaxis: además, hay que tener un cuenta un detalle que no, por obvio, deja de ser uno de los puntos más importantes, corregir hasta la saciedad todo lo que se mande. Esta presentación tiene que ser impecable, correcta en todos los sentidos: ortografía, sintaxis, coherencia y estilo. Con la cantidad de cartas que recibe un profesional de estas características, al primer signo de incorrección nuestra presentación irá al fondo de una papelera, virtual o física.

3.-Original: tu carta tiene que destacar sobre las demás, ha de llamar la atención de esa persona que la lee. Pero no ir ni de gracioso ni de original. Hay que darse a valer. Eso tiene que hacerse, pero de una forma distinta. Eres escritor/a, ¿no? Pues que se note. Cuenta tu historia utilizando la técnica del Storytelling para seducir y convencer conductor del programa.

4.-Claridad: si se contacta por primera vez, al enviar el correo electrónico, se puede poner en el apartado “Asunto” : Solicitud de entrevista”.

5.-Preséntate: Es importante que sepa de dónde eres, tus datos de contacto, a qué te dedicas, qué vinculación tienes con el mundo de la literatura, si has ganado algún premio o has publicado algo con anterioridad. También quiere saber tu disponibilidad y ganas que tienes de que tu libro se publique, es decir, si tienes tiempo e ilusión para presentaciones, firmas y promociones o si ya lo has hecho.

6.-Presenta tu obra: indica a qué género, público, rango de edad, va dirigida, así como en qué se diferencia tu novela de las ya publicadas hasta el momento. Esa es tu puesta en valor, marcar las diferencia y eso solo lo sabes tú que eres la madre o padre de la criatura.

7.-Vende tu obra: La primera gran premisa es tener presente que lo que importa es el producto: la obra. Para esta presentación, da igual el proceso de escritura o las experiencias personales que hayas tenido y que te hayan conducido a crear, eso déjalo para la entrevista en sí. En la misma línea, dar lastima o transmitir pena tampoco es una buena opción. Pero es bueno indicar que eres escritor local o si no eres de esa localidad el por qué te interesa ese medio de comunicación y no otro, (un poco de peloteo viene bien). Sería buenos saber si dentro de esa cadena hay, además, algún espacio literario que se identifique bien con el género que escribimos.

8.-Redacta una sinopsis atractiva de tu obra: termina de motivar al presentador para que llames su atención y valore tu obra.

9.-Ofrecimiento: En el mundo de los medios de comunicación no es habitual que tengan tiempo para leernos, pero podemos ofrecerles la oportunidad de acercarse a nuestros libros por medio de la opción digital, pero no pensemos que nos van a leer, es un ofrecimiento de cortesía.

10.-Y por último: Añade reseñas, críticas, entrevistas… Si tienes trabajos publicados con anterioridad, copia los enlaces de todo lo que puede aportar información sobre tu obra. También si tienes una web, blog, RRSS… cualquier dato que sirva para contextualizarte y valorar tu visibilidad y presencia online. Si las tenemos, si no, también es importante si somos miembros de grupos de lectura, ya sea como organizadores o como participantes, si tenemos grupos relacionados con nuestra actividad literaria. Por eso es importante cuidar nuestras redes sociales si queremos tener proyección como escritores y lo consideramos un trabajo. No se nos tomaría muy en serio si la mayor parte de lo que se ve de nosotros son aspectos que no tienen nada que ver con la literatura, eso vamos a dejarlo para nuestros perfiles privados. Ese video de Tik Tok cayéndonos en la boda de nuestra prima no es lo más adecuado para subirlo a nuestra RRSS de escritor. Una cosa es ser naturales y otra pecar de “exceso de naturalidad”.

Una vez que tenemos la entrevista, si es la primera vez que vamos a hacerla o somos una persona tímida, como recomendación, yo empezaría por la radio, antes que por la televisión. Este medio es mucho mas acogedor y puede darnos la sensación de que estamos en una charla tranquila, solos, el entrevistador y tú. Si os sentís inseguros, podéis pedir que la entrevista se centre en cuestiones más o menos pactadas previamente, para que no haya ninguna pregunta que os sorprenda. Y si no es pactada, como llegaréis un rato antes de iniciar la entrevista, pues podéis hablar con el presentador del programa para que os ponga en antecedentes de cómo se va a desarrollar el programa y controlar los tiempos para que podáis decir todo lo que en realidad necesitáis comunicar.

Si la entrevista es en la televisión, lo recomendable es llevar ropa de un solo color, lisa, sin grandes estampados y que no sea blanca o muy clara por el tema de las luces a no ser que nuestra piel sea muy morena. Tened en cuenta que lo que se grabe, se sube a las redes y queda para la posteridad. Hoy en día, a veces, las entrevistas se desarrollan sentados en sillones más amplios y no tenemos una mesa delante, por lo tanto, ojo con el largo de las faldas, si pensamos que podemos estar incómodas. Y en cuanto al maquillaje, tonalidades suaves y que eviten los brillos porque si nos ponemos nerviosas seguro que sudamos.

Todo esto que os cuento, está basado en mi experiencia y si os sirve de ayuda pues os presto estos consejos de cómo afrontar una entrevista desde el momento en que buscáis un medio de comunicación con el que poneros en contacto. Una vez finalizada la entrevista, es bueno intentar comprometer a la emisora cara a un futuro en el que lancéis un nuevo libro. E, incluso, si os ven que dais juego, os pueden llamar alguna que otra vez para alguna tertulia literaria. Una vez metido en harina os entrará el gusanillo y las ganas de que os entrevisten os correrá por las venas, porque seguro que las disfrutáis mucho.

mi trabajo

Las diez mejores cuestiones

Os voy a poner algunas de las preguntas que me han hecho desde que me inicié como escritora y que más me han llamado la atención. Y voy a aprovechar esas cuestiones para ampliar las respuestas y orientarlas hacia mi próxima publicación, así añadiré como valor detalles desconocidos.

1-. ¿Quién se esconde tras la autora? ¿Quién es Gaby?

Una persona que lleva muchos años escribiendo pero que, por sus circunstancias, no ha llegado a publicar antes. Tenía bastante escrito hasta que, gracias a una oportunidad que me llegó hace tres años, tomé la decisión de dar a luz mi primera novela. Siempre he sido una persona muy inquieta y curiosa y que gracias a mi formación universitaria y luego, por libre, he seguido formándome en otros temas. Todo esto me han venido muy bien, a la hora de utilizarlo en esta nueva faceta de mi vida como escritora. También he buscado por mi cuenta aprender todo lo posible sobre marketing y publicidad digital para así aplicarlo a mi marca.

2-.¿Qué te aporta la escritura?

Diversión. Me resulta muy divertido poder bucear en las fuentes de información, buscar documentación y así dar credibilidad a mis novelas y a los personajes. Mi trabajo anterior estaba muy relacionado con saber buscar información, hacer un análisis, era buscadora-analista. Y todo eso que aprendí lo aplico para mi trabajo actual como escritora. En un próxima novela viajaremos a Escocia e Inglaterra, pero también a Italia, al valle de Aosta. Y en la siguiente haremos una gran ruta porque comenzaré el viaje en España, por Málaga y sus alrededores e, incluso, pueblos de la sierra de Cádiz. De España daremos un salto y continuaremos por Bosnia y de allí haremos un viaje turístico con los protagonistas a Venecia y al Lido de Jesolo; tendremos visitas esporádicas a los alrededores de Londres e iremos a Basilea (Suiza), volviendo con parte de la trama a España y por cosas de la vida del protagonista, volveremos a finalizar la historia en Israel. Y a mí la escritura en estos casos me aporta un deseo de desafío y un reto que debo de completar. Y este reto sería el llevar a mis lectores de viaje por el mundo como dice mi lema: “Escritora de novelas que te transporta, de la mano de sus relatos, por un mundo de emociones, sensaciones, intrigas y mucha pasión”

3-.¿Qué van a encontrar los lectores entre las páginas de tus obras?

De momento thrillers que se desarrollan lejos de donde vivo, así disfruto mostrando otros países, otras culturas, otras circunstancias vitales diferentes y todo desarrollado por medio de mis personajes. Serán estos personajes los que hablen y cuenten sus historias, que la mayor parte de las veces están basadas en retazos de la vida de personas reales y que, con mi imaginación, desarrollo de forma novelada. Siempre voy a intentar que mis novelas tengan varios puntales: que las tramas sean thrillers, que tengan toques romántico-eróticos y se desarrollen en entornos alejados de mi zona de confort. Todo eso me obliga a buscar mucha documentación para hacerla creíble. Trataré por todos los medios que nada sea lo que parece y que el lector no sepa seguro que final se va a encontrar y eso le anime continuar la lectura. tenerlo siempre interesado en ir más allá.

4-.¿Algún género literario que te apetezca experimentar y aún no te atrevas?

Soy una autora multigénero pero combinados en una misma novela como un buen coctel, o por lo menos eso intento. Ahora mismo he tocado los que me interesan porque tengo, en mis próximos trabajos siempre tramas de thrillers, unos con toque de fantasía y otro es histórico. Todas las novelas están acabadas a la espera de ir entrando en edición, pero que irán saliendo según me apetezca, siempre con la separación de un año entre una y otra. Ahora tengo en edición un thriller de línea romántico erótica, como las narraciones anteriores y que seguramente será la próxima que presente titulada «Unidos por el pasado». La siguiente no sé seguro si será la histórica o la de fantasía. De momento he estado experimentando con los tres géneros que más me gustan que no son pocos y no tengo de momento interés en ampliar más el abanico.

5-. ¿Qué es lo que te motiva a escribir?

No tengo una motivación especial, para mí siempre ha sido muy normal estudiar, leer, tener libretas, apuntar, buscar información y de ahí a ponerme a escribir fue sencillo. No necesito nada especial para iniciar una historia, el detonante puede ser una conversación, una imagen, un viaje, una película, otro libro. Además siempre veo la novela en mi cabeza, hago un hilo temporal con todos los personajes y la trama, escribo los puntos más destacados y, a partir de ahí, comienza a nacer la historia.

6-.¿Qué es lo primero que haces cuando terminas una historia?

Pensar en la siguiente. De hecho, aunque ahora mismo estoy en la edición de mi próxima novela, “Unidos por el pasado” Y de la siguiente novela, que incluso ya tengo el título: «Come per me sereno», puedo decir que ya está finalizada en lo que se refiere a su forma de manuscrito y a la espera de ponerse en cola de la futura edición.

7-.¿Hasta qué punto dominas tus personajes?

Como creadora puedo pensar que los domino sin problema aunque es cierto que, a veces, ellos cobran una vida propia y me sorprenden. Eso lo he hablado con una de mis oyentes 0, (que no tengo lectoras 0) a la que le comenté que, a veces, empiezas a desarrollar al personaje y parece que él o ella mismo te va susurrando su personalidad, sus acciones, sus reacciones y sus pensamientos más íntimos, haciendo incluso que cuando relees lo que has escrito llegas a sentir que no es algo totalmente tuyo, sino que tienes al personaje de carne y hueso narrándote la historia y me siento la biógrafa de esa narración. Es una magia que siempre me ha gustado de la escritura y su faceta creadora.

8-.¿Tienes algún ritual antes de empezar a escribir?

Tengo varios rituales en todo el proceso. Primero siempre uso bolígrafos Bics negros, baratos pero muy fiables y que siempre tienen el mismo trazo. Tengo un cuaderno donde están todas las anotaciones relativas a la novela. Tras eso, siempre la empiezo en manuscrito en cuadernos de cuadrícula. Todo empezó porque siempre he usado los cuadernos reciclados de mis hijos, hasta que se han acabado y he tenido que comprarlos nuevos. Y poco a poco según voy escribiendo, paso todo al ordenador y ya hago la primera gran limpieza y corrección.

9-.¿Te documentas antes de empezar a escribir un nuevo libro?

Fíjate hasta donde llega mi nivel de documentación que hay quién todavía tiene la duda de si he estado o no en los escenarios en los que se desarrollan mis tramas. Pero no solo es eso, sino que para mi bilogía de Israel estuve en contacto con un antiguo agente del servicio de inteligencia español que ya está jubilado al que le comenté algunas aspectos de la psicología de mis personajes y de la acción para que me confirmara si era cierto. En el que se desarrolla en Escocia, mantengo el contacto con personas relacionadas con el mundo de las bodegas y las catas de vino y en la siguiente con militares que estuvieron en la antigua Yugoslavia, durante el periodo de la guerra de Bosnia, pues una parte de la trama se desarrolla en ese momento histórico. Siempre busco las fuentes más directas para mi documentación.

10-.Desde tu perspectiva, ¿cuál es tu mejor libro?

El que todavía no está publicado. Siempre trato de ir un paso más allá, poner el listón un poco más alto. Me gustan los retos y cada libro es uno de ellos.

Estas son algunas de las preguntas que más me han gustado y que me han hecho en entrevistas por escrito. Muchas de ellas han sido posteriormente publicadas en RRSS y en diferentes medios. Tengo otras que me han hecho en directos tanto en radio, televisión como para grupos de escritores y que están en mi Facebook para quien esté interesado en saber más.

Interior castillo Eilean Donan
viaje

Viaje por Escocia (2ª Parte)

Una de las cosas que no puede faltar en un viaje a Escocia es la visita al pub ya que es el centro de la vida social y donde la gente se entera de las noticias frescas del día a día de sus vecinos. Allí no solo se toma la cerveza de rigor para celebrar el fin de la jornada laboral, sino que se puede comer algo para acompañar a nuestra bebida. Nuestro pub se llama Blackford Inn y es el lugar donde Mencía ve por primera vez a Kylian sufriendo una extraña sensación cuando aquel desconocido accede al local.

Pub Blackford Inn

Pero no solo me ha centrado en el pub como lugar de reunión. También he hecho que mis personajes hagan visitas por los alrededores para conocer algo más de la zona donde se desarrolla nuestra historia. Aunque he procurado elegir sitios que no fueran tan conocidos, algo prácticamente imposible en un país como Escocia que siempre ha llamado la atención de turistas y lectores y en la que se han desarrollado muchas novelas con anterioridad. Pero esto para mí era un reto que me encantaba afrontar. Así en una de las excursiones que nuestros protagonistas hacen, los llevo a la zona del Parque nacional Lago Lomond y los Trossachs , puesto que el lago Ness es el más conocido. Es en este parque donde nuestra protagonista tiene un choque con un ualabí que es un pequeño marsupial parecido a un canguro y que se puede encontrar en la isla de Inchconnachan. En la novela explicó el porqué de la existencia de este animal allí aunque es algo que podréis saber si profundizáis en algún buscador de internet.

Lago Lomond

Otra cosa que se sabe es que hay muchos españoles trabajando en Escocia pero esto no es algo que sea nuevo. Ya en el siglo XVIII, el rey español Felipe V, para apoyar a los Jacobitas escoceses, envió un grupo de soldados que defendieron el castillo de Eilean Donan, era una manera de dar una patada en el trasero al rey de inglés Jorge II. Cuenta la historia, que hay un fantasma español muy bromista y que es uno de los soldados que murió defendiendo la plaza, pero que cuando van a visitar el castillo turistas españoles, no se manifiesta, ya que solo lo hace con turistas de otros países. Es un castillo en el que vive de forma habitual la familia, ya que es la residencia oficial del Clan MacRae. He utilizado este magnifico escenario para desarrollar una ceremonia a la que es invitado nuestro protagonista como padrino y que se lleva de acompañante a Mencía. Pero no os voy a contar mucho más porque sería destriparos demasiado la historia. Tendréis que esperar a que salga el libro para conocer mas detalles de este capítulo.

Salón del castillo Eilean Donan

Las fotos van acompañadas con algunos fragmentos de la novela que se encuentra en estos momentos en edición, posiblemente haya algunos cambios pero me apetecía que fuerais conociendo un poco más de este próximo proyecto.