mis lecturas

El comic y yo

Hasta donde me alcanza la memoria recuerdo haber tenido siempre cuentos y libros entre las manos, pero sobre todo he disfrutado con los comics incluso antes de aprender a leer. Es más, recuerdo estando de veraneo con mis primos y sus abuelos pedirle a mi tío-abuelo Carlos, que me leyera una vez más mi libro de Mortadelo y Filemón y que él me respondió: «ya va siendo hora de que aprendas a leer». Supongo que tendría a los pobres hartitos de leerme siempre lo mismo e imagino que ese invierno sería cuando mi padre me enseñó a leer aprovechando que ya entraba en el colegio en lo que antes se llamaba párvulos.

Una de las cosas que me llevó a escribir esta entrada es la curiosidad por saber los orígenes del llamado el noveno arte, aunque no todo el mundo está de acuerdo con esta denominación. Hay quien lo remonta incluso al periodo de las pinturas rupestres, donde el hombre desarrolló una forma de contar su vida por medio de esquemáticos dibujos o incluso se ha llegado a considerar a los relieves y bajo relieves del periodo faraónico de Egipto como predecesores del comic. Pero no quiero remontarme a esa época porque sería rizar mucho el rizo y se apartaría en exceso de mi intención de hacer de las entradas algo entretenido para todos los públicos.

Buscando información encontré qué se considera como el primer comic conocido. La mayoría de los investigadores aceptan que Thomas Rowlandson es el inventor del cómic en el año 1809. Rowlandson publica “Los viajes del doctor Syntax”, tal vez el primer cómic o aventura seriada de la historia en tener resonancia, y dónde ya en esa época hacen su aparición los bocadillos parlantes. Sin embargo, según los cánones, el primer cómic moderno publicado en el mundo, fue The Yellow Kid (El chico amarillo), el 16 de febrero de 1896 en el diario The World de Nueva York.

En cambio, en Europa la evolución del cómic seguía un camino propio: en 1908 se editan en Italia las primeras tiras cómicas en el Corriere dei piccoli, y en Francia aparecen las aventuras de Pieds Nickeles, los estafadores Croquignol, Filochard y Ribouldingue, en el diario Le Journal.

En España la historieta o cómic se inicia en Cataluña en 1904, con el Patufet, pero no se publica la primera y verdadera revista de cómic hasta 1917, con el TBO. ¿Cuántos de nosotros hemos pasado la tarde leyendo sus historietas?

Portada de los años 50 del siglo XX

He disfrutado también de una época en la que en los quioscos existía la opción de cambiar los comics leídos por otros nuevos, como si de una biblioteca se tratara, con lo que muchos niños de los años 70 y 80 nos conocíamos al dedillos la aventuras de los personajes de la época y no solo de los que se publicaban en España sino de aquellos que nos llegaban del extranjero.

Sería 30 años después del primer número de Marvel Comics cuando en abril de 1969 aterrizó en los quioscos de España el primer número de ‘Los 4 Fantásticos’ de la mano de la Ediciones Vértice en una tirada de 16.000 ejemplares. Era un librito de 128 páginas en blanco y negro con lomo y tapas de cartón, que costaba 25 pesetas (un precio considerable para la época) y que no citaba en ningún momento el nombre de los autores o datos sobre la edición estadounidense. Desde entonces ha pasado más de medio siglo, una celebración que Panini, que desde el 2004 publica aquí a los superhéroes de La Casa de las Ideas, ha recordado con ‘50 años de Marvel en España’, poco antes de acabar el 2019, un año después de la muerte de Stan Lee su creador: un visionario editor y escritor de cómics que dotó a sus superhéroes de una dimensión humana y creó un universo donde las historietas se relacionan unas con otras.

Los jóvenes de la época estábamos acostumbrados a leer ‘mortadelos’, el Capitán Trueno, Tintín y Astérix, grandes tebeos, pero en realidad pensados para un público infantil, y de golpe nos encontramos con unos donde claramente ponía que eran para adultos, que lo que contaban sus historias tenía consecuencias, que lo que ocurría en un tebeo tenía lazos con lo que pasaba en otros. Éramos niños, pero éramos conscientes de que leíamos algo que tenía otro trasfondo, porque de repente veíamos en Spiderman remordimientos por la guerra de Vietnamconflictos raciales o al Capitán América en desacuerdo con la política de su Gobierno. Fue el desembarco del cómic adulto en España lo que también supuso un trabajo añadido para la censura de la época.

Pero no pienses que solo eran los comics extranjeros los que estaban bajo el punto de mira de los censores sino que también era algo que sufrían los españoles. Nuestros dibujantes trataban de realizar una solapada crítica de la situación del país entre los bocadillos de las viñetas y con los magníficos dibujos de sus creadores. En el caso de los comics extranjeros, el problema no residía tanto en la violencia que mostraban, sino más bien estaba relacionado con ese contenido fantástico que se oponía a las enseñanzas de la Iglesia católica de la época. No en balde se rechazaban los superhéroes, pero se potenciaba la presencia de santos, ángeles y querubines… Aunque con el paso del tiempo la censura se centró más en el erotismo de las protagonistas. Y hasta el moño de una de las «Hermanas Gilda» llegó a ser considerado como excesivamente sexi. Pero eso ya es tema para otra entrada.

Censura manifiesta de una portada. Demasiada lujuria para la época.

Junto con los «Mortadelos y Filemónes» yo también era niña de Tintín, más que de Astérix y Obélix, aunque tenía más de los agentes de la T.I.A que libros del reportero belga. Aún así, mis favoritos fueron los titulados «Destino la Luna» y «Objetivo: la Luna». Gracias a los comic amplíe mi vocabulario y viaje a otros países, como la China o el Tíbet, además de darme una vuelta por la Luna. Junto a eso, entendí los refranes, las frases con doble sentido y el humor con sus toques de ironía. Así, pasando página tras página alcance la madurez para acercarme a otro tipo de publicaciones, aunque nunca deje de leer comics. Continúe con Mafalda y Carlitos y su fiel Snoopy y, pasados los años, me adentré en la búsqueda de otros autores.

Viñeta de Marjane Satrapi

Aquí puedo hablar de Marjane Satrapi, una estrella en el mundo del cómic francófono a raíz de Persépolis, una obra autobiográfica sobre su niñez y su juventud en Irán que publicó en cuatro tomos entre 2000 y 2003. La obra se convirtió en un gran éxito de crítica y de ventas internacional. Persépolis narra de primera mano el proceso de islamización que trajo consigo la revolución de 1979. Hija de una familia progresista de clase media, Satrapi estudió en el Liceo Francés de Teherán hasta que el nuevo régimen del ayatolá Jomeini prohibió la enseñanza bilingüe y laica. En la obra cuenta cómo su familia simpatizó con la revolución que derrocó el régimen autocrático del sah Mohamed Reza Pahlevi hasta que fue monopolizada por los sectores islamistas que restringieron las libertades e impusieron, entre otras cosas, el velo islámico. También narra las dificultades para mantener una vida privada de carácter laico y el gusto por la cultura occidental en medio de un clima opresivo en el que cualquier vecino era un delator potencial. Satrapi continuó narrando sus recuerdos de infancia y retratando a la sociedad iraní en Bordados (2003) y Pollo con ciruelas (2006), que obtuvo el premio al mejor álbum en el prestigioso Festival del Cómic de Angulema.

Viñeta de Guy Delisle

Otro cómic del que disfrute fue el relato más amable, por su uso del sentido del humor, fue el de Guy Delisle en Crónicas de Jerusalén (Astiberri, 2012), donde nos muestra las excentricidades y situaciones absurdas que se dan en la ciudad santa de las tres religiones del Libro, avispero marcado por la difícil convivencia de dos pueblos enemigos en continua tensión y al que se añaden las comunidades cristianas que habitan o visitan la ciudad. Delisle recopila más de 300 páginas de anécdotas dibujadas durante el año que acompañó en Jerusalén a su pareja, miembro de Médicos Sin Fronteras: judíos ultraortodoxos borrachos como cubas durante la fiesta de Purim, la costumbre compartida por judíos y musulmanes de no tirar jamás el pan sobrante, la descripción de los distintos grupos de judíos ortodoxos según su vestimenta, su amistad con un pastor luterano aficionado al manga o la sorprendente coordinación entre policías palestinos e israelíes para garantizar la seguridad del Papa católico Benedicto XVI durante una visita a Jerusalén.

Ambos autores tienen una visión que os recomiendo si quieres conocer la visión que tienen de países que están bastante alejados de nuestra área de influencia, ya que creo que para conocer el mundo que nos rodea no es necesario leerse pesados libros de Historia o tragarse horas y horas de documentales. A veces en los cómic, buceando en ese mordaz doble sentido que sus dibujantes aportan a sus historias, podemos aprender bastante de lo que ocurre en la puerta de la lado de nuestra casa. Anímate y acércate de nuevo al mundo del cómic si lo has dejado o entra en él si nunca lo conociste. Hay maravillas por descubrir.

mis lecturas

La novela policiaca

La novela policiaca es un género narrativo en donde la trama consiste generalmente en la resolución de un misterio de tipo criminal. El protagonista es normalmente un policía o un detective, habitualmente recurrente a lo largo de varias novelas del mismo autor, que, mediante la observación, el análisis y el razonamiento deductivo, consigue finalmente averiguar cómo, dónde, por qué se produjo el crimen y quién lo perpetró. 

Está generalmente aceptado que, aunque sus antecedentes se remontan más atrás en el tiempo, el género como tal nació en el siglo XIX de la mano de Edgar Allan Poe, al crear al detective Auguste Dupin en su relato Los crímenes de la Calle Morgue.

Dupin fue el primer detective de ficción, el cual sirvió de modelo a Arthur Conan Doyle para dar vida al “más famoso detective de todos los tiempos”: Sherlock Holmes, que constituye por excelencia el protagonista arquetípico de estas novelas. Doyle, junto a Agatha Christie, fundó lo que se conocería como la escuela británica de novela policiaca.

Esta es la teoría que nos podemos encontrar en internet, pero hoy nos vamos a centrar en lo último que he leído del género policiaco en forma de saga y lo que ha supuesto está lectura. Para esta entrada me voy a centrar en Lorenzo Silva y su saga de novelas en las que los protagonistas son una pareja de la Guardia Civil: Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro

Actores que protagonizaron la película La niebla y la doncella (2017), la segunda novela de la saga.

El autor llamó mi atencion por su opinión en lo referente a la relación con las RRSS y que comparto en buena medida, (os dejo el enlace a un artículo referente a ese tema por si sentís curiosidad  sobre lo que hablo https://www.elmundo.es/papel/firmas/2018/01/10/5a5353f8ca4741995a8b45a6.html) aunque lo que en realidad llamó mi atención fue sobre todo el haber publicado una larga saga con los mismos protagonistas y que abarca más de 20 años, por lo que el lector ve como  los investigadores van evolucionando psicológicamente según resuelven los casos. Esto hace muy interesante y recomendable su lectura porque sirve de referencia para ver como un autor trata el paso del tiempo en sus personajes. Algo de lo que a veces otros escritores no nos percatamos de la gran aporte que da a la narración y que da lugar a que dejemos insulso el arco del personaje; algo que es vital trabajar dentro de una buena trama si pertenece a una saga o abarca un amplio periodo de tiempo. Por si alguien no sabe a lo que me refiero, estas palabras definen a la transformación de punto de vista que sufre el personaje desde el comienzo hasta el final de la historia, los estadios por los que atraviesa y el crecimiento psicológico o emocional que experimenta.

Con Lorenzo y de la mano de Ruben y Virginia nos recorremos la península ibérica e islas entre caso y caso e incluso nos llevará a trasladarnos a la base española de Herat, en Afganistán, donde un militar español destinado en la base ha aparecido degollado y Bevilacqua y Chamorro con su equipo se trasladarán para investigar el asesinato. Esta novela ha sido una de la que más me ha gustado porque además de desvelarnos el angustioso espacio en el que viven estos militares, vislumbramos ese día a día en el que viven nuestras fuerzas en el exterior, con sus luces y sombras y de la que muchos no tenemos más idea si acaso que lo que nos llega en las noticias de los telediarios. Esta novela titulada Dónde los escorpiones me ha sido muy útil para uno de mis próximos proyectos puesto que mi protagonista también pasará un tiempo en una de estas bases, aunque en este caso será en Bosnia.

El autor no se casa con nadie a la hora de plasmar sus historias, como bien ha comentado en sus entrevistas, (tal vez por eso genere entre los lectores amor y odio a partes iguales) pese a haber sido nombrado hace años Guardia Civil Honorario por su contribución a la imagen del Cuerpo. Por lo tanto, en sus tramas encontramos desde miembros de la benemérita que son corruptos, a políticos que tienen la misma tendencia, o periodistas que sufren el acoso y derribo por tratar de destapar otras tramas de corrupción.

Tenemos unas novelas donde leemos la realidad de lo que es el día a día mostrando las dificultades de una investigación policial, en la que el protagonista tiene que bregar con el escalafón de este Cuerpo, colaborar con otros miembros de seguridad estatales y junto a ellos, hacerlo con los sospechosos de los distintos delitos que le envían a investigar.

Ya vais observando que le he sacado mucho partido a las novelas de este autor aunque, por supuesto, no todo ha sido maravilloso. Si tengo que ponerle un inconveniente a su narrativa este es el de las disquisiciones que se monta el protagonista en algunos párrafos. Con lo que a veces te tienes que tomar un poco más de tiempo para seguir el hilo de su pensamineto. Son reflexiones entendibles porque nuestro investigador antes de cocinero fue fraile; estudió psicología pero viendo que no iba a tener una salida laboral sencilla se presentó a unas oposiciones para la Guardia Civil, acabando al cabo de un tiempo como investigador de la UCO.

Ese toque cínico y al cabo de la calle que le caracteriza, lo va desarrollando y potenciando página tras página, haciendo de ello la marca de identidad del personaje. Junto a esto, tiene como contrapeso a Virginia que lo pone muchas veces en su sitio con tan solo una mirada pese a ser su subalterna. Todas las novelas suelen tener un binomio protagonista-antagonista que equilibra el tándem y siendo la Guardia Civil no se entendería de otra manera. Son historias en las que puedes llegar a intuir por donde se moverá la resolución del caso pero en las que está muy bien tejida la trama y siempre hay un giro que desvía la atención o la encauza hacia un punto que no se esperaba. Algo muy útil también para aquellos escritores que se enfrentan por primera vez a la escritura de novelas de este género o thrillers.

Y para finalizar, resalto los buenos consejos sobre libros que nuestro protagonista nos va dejando en forma de pinceladas a lo largo de sus reflexiones. Porque una cosa que reivindica es que es un gran lector desde los tiempos previos a su paso por la Academia de la Guardia Civil, y junto con pintar miniaturas de soldaditos de plomo, es a lo que dedica su escaso tiempo libre.

Os animo a leeros esta saga, si sois de novelas policiacas, e incluso podréis ver algunas de ellas en formato de película de las que os pongo a continuación los trailers. De todos modos, son mucho más interesantes las novelas puesto que adaptar al cine a unos personajes de este tipo es complejo por eso que hemos hablado del arco del personaje. Si la novela se centra en la psicología del investigador perdemos la trama y si es a la inversa los personajes quedan desdibujados y se pierden tras la trama. Aún así, ahí os dejo esa información extra.

(2002)

El alquimista impaciente inicia su acción con un cadáver desnudo que aparece atado a una cama en un motel. Por la situación en que se halla, sin marcas de violencia, puede ser un crimen, o no. El sargento Bevilacqua, atípico investigador criminal de la Guardia Civil, y su ayudante, la guardia Chamorro, han de resolver el enigma. La investigación que sigue no es una mera pesquisa policial. El sargento y su ayudante habrán de llegar al lado oculto de la víctima y de las personas que la rodeaban, y deberán desentrañar un complejo entramado de dinero e intereses. Pero la clave, como en la alquimia, está en la paciencia.

(2017)

En La niebla y la doncella el sargento Bevilaqua, de la Guardia Civil, debe investigar la muerte de un joven en la isla de La Gomera. Todas las pruebas del crimen apuntaban a Juan Luis Gómez Padilla, un político muy importante de la isla, al que un tribunal absolvió a pesar de las evidencias. El sargento y su cabo Chamorro intentarán resolver el caso, condicionado por presiones políticas y con la dificultad añadida de no levantar sospechas entre sus compañeros, pues el caso ya estaba cerrado.

A esto añado la lista completa de las obras en las que aparecen los protagonistas y que he disfrutado con la lectura de todas:

Libros de Bevilacqua y Chamorro

  1. El lejano país de los estanques, 1998
  2. El alquimista impaciente, 2000 – Premio Nadal 2000
  3. La niebla y la doncella, 2002
  4. La reina sin espejo, 2005
  5. La estrategia del agua, 2010
  6. La marca del meridiano, 2012 – Premio Planeta 2012
  7. Los cuerpos extraños, 2014
  8. Donde los escorpiones, 2016
  9. Tantos lobos, 2017
  10. Lejos del corazón, 2018
  11. El mal de Corcira, 2020 
  • Nadie vale más que otro, 2004 – 4 relatos: Un asunto rutinario, Un asunto familiar, Un asunto conyugal, Un asunto vecinal.
artículo

Carnaval, carnaval…

Si de algo podemos estar seguros es de la gran variedad de localizaciones que hay para todas las historias que se han escrito hasta hoy en día. Y así lo puedo corroborar con el tema del carnaval, del que encontramos interesantes tramas en diversas localizaciones como en Venecia, Cádiz, Rio de Janeiro, Colonia o Nueva Orleans, por nombrar sitios en los que esta fiesta es muy conocida a nivel mundial. Aunque sé que hay otros muchos lugares del mundo dónde el carnaval se celebra y seguro que hay historias muy interesantes, para dar y regalar, que ya han sido escritas pero no son tan conocidas. Voy a intentar ahora daros algunas recomendaciones de varias novelas, con distintos géneros literarios, en las que de una un otra forma el carnaval lo encontramos como telón de fondo de los hechos que viven los protagonistas. Pero creo que, antes de nada, puede que haya algún lector que quiera conocer algo más de esta fiesta, que se celebra en febrero justo antes del inicio de la cuaresma.

Un clásico

Podemos empezar por un clásico que nos presenta la fiesta a nivel general, y en toda España, como es el libro de Julio Caro Baroja, donde con abundante documentación nos habla acerca de los festejos y mascaradas invernales, no sólo en muy diversos lugares de la Península, sino también en la Antigüedad. Parte principal de la obra la integra el estudio sobre el Carnaval propiamente dicho, en el que perfila y explora las posibles relaciones con antiguos cultos paganos pero, sobre todo, la conexión que tiene con la implantación del cristianismo y el tiempo de Cuaresma.

Un triángulo imperfecto

Un juego a tres bandas está a punto de comenzar y el final es imprevisible…ya sabéis lo que me gustan a mí los triángulos sexuales y si detrás hay un misterio, asesinatos y algo de trama, que sustente a esas relaciones, ya me tienen ganada como lectora. Esta es la historia de un triángulo sexual; de una mujer enamorada frente a todo; de dos hermanos que viven por encima de las reglas; de un marido encadenado a un fantasma; de una esposa obsesionada; de una muerta que no deja descansar a los vivos; de un hombre sacrificado, y de una mujer destruida que renace como ave fénix de entre las cenizas. Pero es, ante todo y sobre todo, una historia acerca de la naturaleza humana que, muchas veces, nos sorprende y no acabamos de entender muy bien porque se sale de nuestra zona de confort donde, se supone, que todo tiene una explicación.

Una saga sin complicaciones

Muchos conocéis al escritor Javier Fornell con su novela «El asesino de la lista». En ella, en una aparente y tranquila ciudad de provincias, como es Cádiz, nos muestra a un asesino en serie que nos cuenta su historia en primera persona. Aunque esta trama no se desarrolle en esta fiesta como telón de fondo, pero viene al caso pars que entendamos que no nos debemos dejar engañar por un entorno pequeño y controlado. Y esto da pie para que os presente esta otra historia que, en este caso, nos la vamos a encontrar en forma de una saga donde la trama se va a desarrollar también en esta ciudad, y sus alrededores, pero relacionado con la fiesta previa a la Semana Santa. Si lo tuyo es conocer el ambiente carnavalero, sin grandes complicaciones y para pasar el rato con una lectura sencilla, este puede ser tu libro.

Un carnaval diferente

Dicen que Colonia es la ciudad más latina de Alemania, tal vez esta definición le venga dada por la cantidad de italianos afincados en ella desde la época medieval y todo para aprovechar la ruta comercial del Rin, rio que pasa atraviesa esta ciudad. Tal vez eso haya llevado a que uno de los carnavales más conocidos del norte europeo sea el que transcurre en esta ciudad y, como no, si hay fiesta hay una posible trama. En este caso se trata de un asesino en serie que será perseguido por Jan Fabel, un inspector medio alemán y medio escocés, que se cruzara en el camino de tres personajes de la novela. Todos ellos convergerán durante el Carnaval, en un periodo del año en que el mundo se vuelve del revés, el caos es rey y todos se ocultan tras una máscara. Un detective de homicidios de la ciudad de Colonia le pide ayuda a Jan para encontrar al Señor del Carnaval, un sanguinario asesino en serie que durante los tres últimos años ha matado a sus víctimas durante las famosas fiestas. Seguro que pasarás unas horas entretenidas perdido entre sus páginas.

Un carnaval en las islas

En Cádiz se mezclan y diluyen muchas tradiciones de ultramar, de aquellos tiempos en los que las gentes del otro lado del Atlántico eran tan españolas como el pasodoble. Pero no es el único lugar de este país donde esa amalgama de costumbres han convivido desde hace tiempo y eso lo vemos también en Santa Cruz de La Palma, la pequeña ciudad, que conserva el rango aristocrático de su casco histórico, el arte de Flandes y el prestigio de su puerto, que fue el tercero del imperio. La emigración impregna la isla y es el punto de arranque del mágico día en que las calles se transforman en una batalla de polvos talcos, fiesta originalísima marcada por el humor y la farsa, los mojitos, los buñuelos, las sopas de miel y la música tradicional cubana. Junto a esto, los Indianos conforman el carnaval más original de Canarias, una manifestación popular con tanto sabor americano. La joven Moneyba Castro se aplica el propósito de divertirse y, a pesar de sus problemas, no va a perderse la fiesta. Ella se convierte en el hilo conductor de las historias que figuran en esta novela coral, seria y divertida a la vez. Otra estupenda recomendación que seguro que os hará pasar un estupendo fin de semana de Carnaval.

Buena descripción de Nueva Orleans

Para los amantes de la romántica os traigo esta novela que de desarrolla en plenos carnavales de la ciudad de Nueva Orleans. Si odias los tópicos tal vez no sea una trama adecuada para ti pero, creo que siempre hay que darle oportunidad a nuevos autores, algo que animo a hacer sobre todo si tienes la suscripción al Unlimited. En mi caso leo siempre dos o tres novelas de autores que no conozca y la mayoría de las veces suelo acertar para bien. Si quieres conocer un poco la dinámica de los carnavales de esta ciudad norteamericana, que tanto tiene de francesa en sus orígenes, con esta novela te puedes ir haciendo a la idea para que empieces a sabe cosas de sus costumbres carnavaleras y, si te gusta la fantasía relacionada con el mundo del infierno, con esta trama tendrás un dos por uno.

Con esto cierro la variada recomendación de novelas relacionadas con el Carnaval, en una un otra medida, y en distintas partes del mundo. Como hay tantos gustos como culos, que diría mi abuela, entre los libros que he presentado los hay en digital, que es más barato, otros se pueden conseguir en las bibliotecas, porque son más antiguos y clásicos, algunos de ellos están en el Unlimited de Amazon y otros, solo los podréis conseguir en papel o que algún amigo o amiga os lo preste. Pero, sobre todo, espero haberos abierto la puerta a una lista de posibles lecturas que os sean desconocidas y que pueda servir para que en algún momento en el que no sepáis que leer os animéis a ello.

mis lecturas, Opinión

Mis recomendaciones para regalar esta Navidad 2021 (o en Reyes)

Muchos saben que trabajo con el sello editorial de Kaizen Editores y que tengo mucho contacto y afinidad con otros autores que se denominan auto publicados porque,a fin de cuentas, a no ser que seas un pelotazo del 2020 o estés en nómina de una gran editorial, todos tenemos que apechugar con un duro trabajo de difusión, con su correspondiente marketing digital y con pico y pala para conseguir unas ventas online. También sabéis que llevo ya para tres años en los que me arremango con gran facilidad y apoyo a una gran cantidad de compañeros para que entre todos tengamos visibilidad y logremos vender. No soy persona que piense que para triunfar, haya que pisar al resto de lo compañeros ahora, eso sí, si promociono a unos u otros la única regla por la que me guío es la de la calidad. Y digo esto para avisaros de que las recomendaciones que os voy a hacer en mi entrada de este domingo no va a ser de amigos auto publicados, y no porque no haya calidad, sino porque, sinceramente, seguro que se me queda alguno en el tintero y ya sabemos lo sensibles que somos los autores cuando llega el momento de las ventas. Por lo tanto, aclarado este punto, voy a pasar a recomendaros algunos de los libros que, o he leído o tengo intención de regalárme para estas fechas.

Buscando información sobre estas recomendaciones me he encontrado tres motivos estupendos por los que regalar libros:

  • El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.
  • Un libro es como un buen amigo, que nos ayuda a ver la vida desde otro punto de vista.
  • Cuando ves a alguien leyendo un libro que te gusta, es como si el libro te recomendara a esa persona.

Y así vamos a empezar con la lista que os quiero recomendar:

La Bestia: Premio Planeta 2021, Carmen Mola

Tanto para los seguidores de Carmen Mola como para los amantes del thriller en general, esta nueva novela es de lectura obligada, porque además pienso que si quieres criticar a un autor o al premio Planeta, en este caso, no hay nada como conocer la obra. Que no vengan otros con sus paranoias y conspiraciones a decirnos por qué no debemos de leerlo, hay que tener criterio propio.

Se trata de un thriller ambientado en el Madrid de los años treinta del S. XVIII, durante la terrible ola de cólera que azotó el país. Con un escenario dantesco, como una devastadora pandemia que diezmó la población, se irán sucediendo los terribles asesinatos de unas niñas, cuyos cuerpos aparecen horriblemente mutilados. Para los amantes de este género es el escenario perfecto.

Últimos días en Berlín: Finalista Premio Planeta 2021, Paloma Sánchez-Garnica

Si elijo esta novela no es solo por el hecho de ser finalista del premio Planeta, sino por el interés que me ha causado siempre lo que estudié con el título dentro de la asignatura de Historia Contemporánea con el nombre de «El mundo de nuestros días», y que abarca desde la II Guerra Mundial hasta nuestros días, como bien dice el título. Una asignatura apasionante porque está en continua evolución. A esta autora la conozco por una novela anterior que se desarrolla en el periodo histórico que va desde la España franquista de los años 60 y 70, pasando por la revolución estudiantil que se produciría en París en mayo del 68, continuando por la división del Berlín vencido por el muro de la vergüenza, hasta la caída de ese muro, para finalizar con la explosión de libertad que recorrió la sociedad europea de los años 80. Esta novela se titula La sospecha de Sofía. Ambas novelas podrían ser interesantes para aquellas personas que quieren conocer de una forma novelada la historia de España muy ligada con la de Europa, pese al conocido bloqueo del régimen franquista en sus relaciones con los países de más allá de los Pirineos. En el caso de la novela que os recomiendo, la historia se sitúa en el período que va desde el nombramiento de Adolf Hitler como canciller, hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. El protagonista, Yuri Santacruz, después de dejar San Petersburgo huyendo de la Revolución Rusa, se propone encontrar a su madre y a su hermano. Durante su viaje, conocerá a Claudia, el gran amor de su vida.

Maus (Reservoir Gráfica), Art Spìegelman

Para los amantes del comic, esta obra me recuerda la de Animals Farm de George Orwell que, por cierto, recomiendo leer en su idioma original como hice hace ya muchos años pero, sino se tienen el nivel, las traducciones habituales también nos vale para entender lo que nos quiere contar. En este caso aunque la obra de Orwell lo que refleja es las consecuencias de la Revolución rusa, en la que os presento nos vamos a encontrar mediante unos dibujos sencillos pero de gran expresividad, como el autor relata las vivencias de su padre, un judío polaco, en los campos de exterminio nazis. La obra tiene un mérito incalculable, porque es capaz de expresar todo el horror de la historia mediante unos dibujos y textos en los que destaca su sencillez.

Además, Maus ha supuesto la consagración de una iconografía emblemática: los judíos-ratones bajo la tiranía de los gatos-alemanes, mientras en el caso del trabajo de Orwell la tiranía está en manos de los cerdos y los oprimidos son animales de una granja.

La cuenta atrás para el verano: La vida son recuerdos y los míos tienen nombres de persona (Novela)

Para aquellas personas que todavía no acaben de entender el fenómeno de las influencers esta sería su novela para finalmente puede que tampoco entiendan nada, pero que por lo menos no se diga que no lo han intentado y, si no les gusta el libro, tienen dos opciones: guardar el tique y devolverlo o donarlo a la biblioteca de su localidad. Pero os puedo decir que seguramente acabaréis encantados con su lectura.

Esta primera novela de la influencer es una buena ocasión para acercarse al universo de los personajes que brillan en redes sociales. Según comenta la autora, el libro relata “la vida de una rubia, que soy yo, y la de las personas que han supuesto el aprendizaje más útil que atesoro”.

Aunque no sabemos quién se esconde detrás de La vecina rubia, esta lectura nos permitirá tomarle el pulso a este popular personaje. Con un perfil en redes sociales que engloba a más de 2,8 millones de seguidores, sin duda no nos va a dejar indiferentes al adentrarnos en su particular mundo a través de la lectura.

La buena cocina: 900 recetas que siempre salen bien, Karlos Arguiñano

Quien bien me conoce sabe que además de amar el escribir, amo la cocina y, para mí, siempre ha sido relajante eso de imaginar las recetas que podía hacer con unos pocos ingredientes. Una vez de Karlos comentaron que era el cocinero de las «marujas», pues sinceramente creo que el que piense que Karlos no llega más allá que a las marujas es como quien dice que Madonna tiene mucho ego, son personas que se lo pueden permitir. Este cocinero ha sido y sigue siendo el maestro de muchos grandes cocineros actuales, los cuales han evolucionado y han dado grandes alegrías a la gastronomía española en todos los rincones del mundo y todo gracias a maestros como el autor de recetario. No solo es un muy buen libro para aquellos a los que les gusta cocina, sino que se trata de un libro con una gran cantidad de recetas de lo más variadas, y explicadas con un lenguaje sencillo y comprensible. Además lo que me gusta es que no tiene ingredientes como polvo de ralladura de cuerno de unicornio, algo que últimamente es complicado de conseguir.

Estaciones de paso, Almudena Grandes

Ya la he recomendado otras veces por otros motivos, pero, si te quieres acercar a esta autora, escoge su primera novela: Las edades de Lulú, premio Sonrisa Vertical y elige junto a esa, su obra póstuma. En mi caso justifico la elección, porque esta obra creo que puede llegar a más tipos de lectores, ya que se compone de cinco historias sobre gente normal y corriente, sobre nosotros, nuestros familiares o amigos. Relata la etapa de la adolescencia de cinco jóvenes con circunstancias vitales muy diferentes pero con un punto en común, que es la manera en que esas vivencias de juventud determinarán su futuro. Porque otras como Los aires difíciles o Los pacientes del doctor García pueden ser más complejas para acercarse a esta autora o La madre de Frankenstein que es la última entrega de una trilogía que podría esta coja si no se leen las dos anteriores.

No decepciones a tu padre, Carme Chaparro

Por último os hablo de otro thriller para los amantes de las experiencias fuertes. No decepciones a tu padre, así se titula la tercera y última parte de la trilogía de Ana Arén de la periodista Carme Chaparro. Este thriller psicológico será publicado por parte de la editorial Espasa , tras la publicación de sus libros predecesores bajo los títulos de No soy un Monstruo (ganadora del Premio Primavera 2017) y La química del odio, respectivamente.

En ella, la autora utiliza un recurso literario muy atractivo: crear un paralelismo entre las muertes violentas actuales y las que sufrieron ciertos personajes históricos, de manera que da paso a una carrera contrarreloj para evitar que sigan produciéndose más analogías macabras.

Nos enfrentamos a una pluma con un lenguaje directo y conciso que acompaña a una trama trepidante, es una lectura que seguro conquista a los entusiastas de la novela negra.

Y con estas recomendaciones finalizo mi entrada esperando que os haya servido de inspiración. De esta lista ya tengo leídos algunos y en mi carta de los Reyes Magos (en casa somos de esa tradición) hay varios apuntados y algunos más que no comento porque harían el texto muy largo. Ya me contaréis que habéis pedido vosotros.